Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Alemán 50h

Intercambio lingüístico

Programa (Tandem)

¿Estudias en la UD y quieres conocer a estudiantes internacionales y a la vez practicar un idioma? Entonces Tandem es lo que necesitas.

En la Universidad de Deusto coinciden un gran número de estudiantes autóctonos y un número creciente de alumnos extranjeros que eligen nuestra Universidad en los programas de movilidad internacional académica. Los alumnos autóctonos estudian segundas y terceras lenguas, mientras que los alumnos visitantes aprenden español, en su mayoría. De la suma de estas dos necesidades, ambos colectivos pueden ayudarse mutuamente y mejorar su conocimiento de otros idiomas y culturas, a la vez que establecer lazos de amistad.

Ampliar la información
Ocultar la información
+-

Funcionamiento del Programa Tandem

El aprendizaje de lenguas en tandem es una forma de aprendizaje autónomo: tú y tu compañero de tándem organizáis los encuentros, la duración y la frecuencia de estos intercambios lingüísticos.

En el Programa Tandem de la Universidad de Deusto:

  • os asignamos un compañero con quien practicar otro idioma
  • os ofrecemos pautas sencillas sobre la metodología  del programa y consejos básicos sobre la corrección de los errores orales.
  • si estás interesado/a en el programa Tandem, rellena por favor el Formulario de Inscripción y envíalo al coordinador a través del correo mikelatxa@deusto.es del 1 al 7 de octubre para el Tandem del primer semestre, y del 1 al 7 de febrero para el Tandem del segundo semestre. 

El Programa Tandem está solamente abierto a estudiantes de la Universidad de Deusto. Si estás interesado en participar en este programa, puedes inscribirte siguiendo las instrucciones que aparecen en el apartado 

Inscripción. El programa os pondrá en contacto a dos estudiantes interesados en practicar los idiomas que hayáis elegido. A partir de entonces trabajaréis con autonomía, concertando vuestros encuentros de acuerdo a vuestras necesidades y disponibilidad.

Características

Formulario de inscripción 

Metodología

¿Qué es el aprendizaje de lenguas en tandem?

Es un método eficaz de aprendizaje de lenguas que consiste en que dos personas se vean regularmente con el fin de aprender cada una la lengua de la otra. Éstas son algunas características.

  • Conviene tener un nivel igual o superior a B1, para aprovechar con cierta fluidez el intercambio.
  • Comunicación no tan académica, siendo el tándem un acto de comunicación directa con una persona real, un hablante nativo. Además, nuestro compañero de tándem es también un aprendiz, lo cual mitiga las inhibiciones a la hora de cometer errores en la lengua extranjera. Al tratarse de dos personas que aprenden juntas en un ambiente natural, prácticamente liberado de todo control externo, se relaja el proceso de aprendizaje enormemente, lo cual redunda en un mayor aprovechamiento.
  • Más que gramática: No se trata sólo de aprender una lengua extranjera, sino de establecer contacto personal con otro individuo y su entorno cultural, social, profesional... Por ejemplo, cada cultura tiene su manera propia de expresar emoción, de elogiar y aceptar elogios, sus propios tabúes... y con todas estas especificidades puede familiarizarse uno a través del contacto directo y la observación de un hablante nativo.
  • El principio de reciprocidad: El aprovechamiento del aprendizaje en tándem se basa en el apoyo recíproco de ambos compañeros: cada miembro de la pareja es responsable del aprendizaje del otro, por lo que ambos deberán esforzarse por ayudarse mutuamente. El éxito del trabajo en tándem se basa en una relación de confianza mutua: ambos participantes deben sentirse cómodos para solicitar ayuda, para dar y recibir el mismo apoyo, para decidir de forma conjunta qué errores se corrigen y con qué frecuencia.
     

Algunos consejos para el buen funcionamiento del programa

  • La distribución de lenguas: Como decíamos arriba, el tándem se basa en el principio de reciprocidad. Se trata de una colaboración a partes iguales: la mitad del tiempo es para una lengua y la otra mitad para la otra. Por tanto, no debe haber predominio de una lengua sobre la otra. Recomendamos a los alumnos que ya desde el principio decidan con qué lengua van a empezar y hasta cuándo la van a emplear. Esto es fundamental que quede claramente establecido, puesto que no todas las personas son igual de abiertas y desinhibidas. Si estas normas quedan fijadas desde el principio, evitaremos que uno de los participantes se beneficie más que el otro. Por ejemplo, si estamos en la fase en que corresponde hablar en español, todos los problemas comunicativos que puedan surgir deberán ser solucionados en español, y nunca saltar de una lengua a otra. Por otra parte, tampoco es conveniente entorpecer la comunicación oral con la búsqueda de palabras en el diccionario, o con el paso a una tercera lengua común, como sería el inglés (a no ser que el inglés sea la lengua de uso del tándem en ese momento).
  • La corrección de errores: Los participantes también deberán negociar qué tipo de corrección de errores desean. Algunos prefieren ser corregidos inmediatamente, en el momento, comentando los errores sobre la marcha: creen que al postergarlo, se pierde el contexto del error y la corrección pierde eficacia. Otros prefieren una corrección a posteriori, y optan por tomar nota de los errores del compañero para comentarlos después, al final de la sesión. Otros, por último, prefieren no ser corregidos en absoluto, para primar la comunicación y la fluidez. En todo caso, no es demasiado recomendable la total corrección de los errores. Lo ideal sería centrarse en unos pocos en particular, e incluso establecer cuáles son los más graves o los que se cometen con más frecuencia, por cuestiones de rentabilidad.
  • La periodicidad: Los encuentros, así como la periodicidad de los mismos, se fijarán en función de los objetivos y la disponibilidad horaria. Se recomienda, no obstante, que los encuentros sean sistemáticos, programados y duraderos en el tiempo. Por ejemplo, un encuentro semanal de, aproximadamente, una hora de duración podría ser una buena opción.

 

Intercambio lingüístico

Programa (Tandem)

¿Estudias en la UD y quieres conocer a estudiantes internacionales y a la vez practicar un idioma? Entonces Tandem es lo que necesitas.

En la Universidad de Deusto coinciden un gran número de estudiantes autóctonos y un número creciente de alumnos extranjeros que eligen nuestra Universidad en los programas de movilidad internacional académica. Los alumnos autóctonos estudian segundas y terceras lenguas, mientras que los alumnos visitantes aprenden español, en su mayoría. De la suma de estas dos necesidades, ambos colectivos pueden ayudarse mutuamente y mejorar su conocimiento de otros idiomas y culturas, a la vez que establecer lazos de amistad.

Ampliar la información
Ocultar la información
+-

Funcionamiento del Programa Tandem

El aprendizaje de lenguas en tandem es una forma de aprendizaje autónomo: tú y tu compañero de tándem organizáis los encuentros, la duración y la frecuencia de estos intercambios lingüísticos.

En el Programa Tandem de la Universidad de Deusto:

  • os asignamos un compañero con quien practicar otro idioma
  • os ofrecemos pautas sencillas sobre la metodología  del programa y consejos básicos sobre la corrección de los errores orales.
  • si estás interesado/a en el programa Tandem, rellena por favor el Formulario de Inscripción y envíalo al coordinador a través del correo mikelatxa@deusto.es del 1 al 7 de octubre para el Tandem del primer semestre, y del 1 al 7 de febrero para el Tandem del segundo semestre. 

El Programa Tandem está solamente abierto a estudiantes de la Universidad de Deusto. Si estás interesado en participar en este programa, puedes inscribirte siguiendo las instrucciones que aparecen en el apartado 

Inscripción. El programa os pondrá en contacto a dos estudiantes interesados en practicar los idiomas que hayáis elegido. A partir de entonces trabajaréis con autonomía, concertando vuestros encuentros de acuerdo a vuestras necesidades y disponibilidad.

Características

Formulario de inscripción 

Metodología

¿Qué es el aprendizaje de lenguas en tandem?

Es un método eficaz de aprendizaje de lenguas que consiste en que dos personas se vean regularmente con el fin de aprender cada una la lengua de la otra. Éstas son algunas características.

  • Conviene tener un nivel igual o superior a B1, para aprovechar con cierta fluidez el intercambio.
  • Comunicación no tan académica, siendo el tándem un acto de comunicación directa con una persona real, un hablante nativo. Además, nuestro compañero de tándem es también un aprendiz, lo cual mitiga las inhibiciones a la hora de cometer errores en la lengua extranjera. Al tratarse de dos personas que aprenden juntas en un ambiente natural, prácticamente liberado de todo control externo, se relaja el proceso de aprendizaje enormemente, lo cual redunda en un mayor aprovechamiento.
  • Más que gramática: No se trata sólo de aprender una lengua extranjera, sino de establecer contacto personal con otro individuo y su entorno cultural, social, profesional... Por ejemplo, cada cultura tiene su manera propia de expresar emoción, de elogiar y aceptar elogios, sus propios tabúes... y con todas estas especificidades puede familiarizarse uno a través del contacto directo y la observación de un hablante nativo.
  • El principio de reciprocidad: El aprovechamiento del aprendizaje en tándem se basa en el apoyo recíproco de ambos compañeros: cada miembro de la pareja es responsable del aprendizaje del otro, por lo que ambos deberán esforzarse por ayudarse mutuamente. El éxito del trabajo en tándem se basa en una relación de confianza mutua: ambos participantes deben sentirse cómodos para solicitar ayuda, para dar y recibir el mismo apoyo, para decidir de forma conjunta qué errores se corrigen y con qué frecuencia.
     

Algunos consejos para el buen funcionamiento del programa

  • La distribución de lenguas: Como decíamos arriba, el tándem se basa en el principio de reciprocidad. Se trata de una colaboración a partes iguales: la mitad del tiempo es para una lengua y la otra mitad para la otra. Por tanto, no debe haber predominio de una lengua sobre la otra. Recomendamos a los alumnos que ya desde el principio decidan con qué lengua van a empezar y hasta cuándo la van a emplear. Esto es fundamental que quede claramente establecido, puesto que no todas las personas son igual de abiertas y desinhibidas. Si estas normas quedan fijadas desde el principio, evitaremos que uno de los participantes se beneficie más que el otro. Por ejemplo, si estamos en la fase en que corresponde hablar en español, todos los problemas comunicativos que puedan surgir deberán ser solucionados en español, y nunca saltar de una lengua a otra. Por otra parte, tampoco es conveniente entorpecer la comunicación oral con la búsqueda de palabras en el diccionario, o con el paso a una tercera lengua común, como sería el inglés (a no ser que el inglés sea la lengua de uso del tándem en ese momento).
  • La corrección de errores: Los participantes también deberán negociar qué tipo de corrección de errores desean. Algunos prefieren ser corregidos inmediatamente, en el momento, comentando los errores sobre la marcha: creen que al postergarlo, se pierde el contexto del error y la corrección pierde eficacia. Otros prefieren una corrección a posteriori, y optan por tomar nota de los errores del compañero para comentarlos después, al final de la sesión. Otros, por último, prefieren no ser corregidos en absoluto, para primar la comunicación y la fluidez. En todo caso, no es demasiado recomendable la total corrección de los errores. Lo ideal sería centrarse en unos pocos en particular, e incluso establecer cuáles son los más graves o los que se cometen con más frecuencia, por cuestiones de rentabilidad.
  • La periodicidad: Los encuentros, así como la periodicidad de los mismos, se fijarán en función de los objetivos y la disponibilidad horaria. Se recomienda, no obstante, que los encuentros sean sistemáticos, programados y duraderos en el tiempo. Por ejemplo, un encuentro semanal de, aproximadamente, una hora de duración podría ser una buena opción.