Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

El Renacimiento a través de sus genios

Plan de estudios


¿Te gustaría recorrer la Italia de Botticelli, Donatello o Miguel Ángel? ¿Profundizar en la tensa situación entre los Borgia y los Medici? ¿o descubrir el itinerario vital de Lutero, Calvino o Ignacio de Loyola? Dirigido a personas que quieran profundizar no solo en el Renacimiento italiano, sino también en otros paisajes culturales como Alemania, Países Bajos, Francia o España entre 1350 y 1600, serán visitados de la mano de sus filósofos, científicos, pintores, arquitectos, escritores, teólogos, juristas u hombres de estado, más significativos. Una manera original e interactiva de conocer más en detalle un periodo que, volviendo la mirada hacia el pasado grecolatino, dio luz sobre la Modernidad de Europa. Un profesorado experto ha diseñado el curso atendiendo así al diálogo entre disciplinas creativas, tan característico y fascinante a todo lo largo de este período.

plan renacimiento
Semestre 1º Historia y política I Arte y sociedad I
Semestre 1º Ciencia y religión I Filosofía y literatura I 
Semestre 2º Historia y política II  Arte y sociedad II 
Semestre 2º Ciencia y religión II  Filosofía y literatura II 

 ¿Cuáles serán los contenidos de cada una de estas asignaturas?

Historia y Política

La historia del Renacimiento no solo estuvo marcada por las doctrinas políticas recogidas en obras tan influyentes como “El Príncipe” de Maquiavelo, que abren el paso a la teoría del buen gobierno y el Estado de la Modernidad, sino por el gran acontecimiento de la Conquista de América. Es un proceso de enorme trascendencia, que da pie a la fundamentación del Derecho Internacional posterior, en obras que defienden los derechos de los indígenas americanos, como las de Francisco de Vitoria o Bartolomé de las Casas, por citar algunos de los nombres de la teoría jurídico política del Renacimiento. Un paisaje que nos llevará desde la tensa situación de las Repúblicas y Estados italianos de los tiempos de los Borgia y los Medici a la polémica realidad jurídico social de las nuevas Colonias.

Ciencia y Religión

Si hay un momento en la historia de Europa en que el intercambio, a veces difícil, entre Ciencia y Religión resulta más expresivo que nunca, ese momento es el Renacimiento. Una explosión de cambios y revoluciones en prácticamente todo el orden del saber: la nueva medicina de Vesalio, Servet o Harvey; la nueva matemática de Cardano o Bombelli; y qué decir de los grandes genios de la astronomía, a cuyos nombres se asocia las revoluciones científicas del XVI, de incalculable importancia, que sentaron las bases de una nueva concepción del universo, de Copérnico a Galileo, pasando por Kepler y Brahe. Por no mencionar el nombre de quien resume la idea misma del polímata renacentista: Leonardo da Vinci. Revoluciones que coinciden, y en ocasiones se confrontan, con algunos de los movimientos religiosos más relevantes en la historia del cristianismo europeo: la Reforma Protestante y la Contrarreforma católica, que estudiaremos a través de los itinerarios vitales y espirituales de sus protagonistas, Lutero, Calvino, de un lado; Ignacio de Loyola o Francisco Javier, de otro.

Arte y sociedad

Hablar del Renacimiento es hablar del Arte. Esta asignatura invita a recorrer el arte del renacimiento en sus variadas disciplinas creativas y nombres más geniales. No solo el arte italiano, es el arte europeo en sus muy diferentes geografías el que quedará retratado en este bloque: por supuesto, recorreremos la Italia de Botticelli, Donatello, Rafael, Miguel Ángel o Tiziano –con una mirada tanto a sus precursores, Fra Angelico, Giotto, Della Francesca, cuanto a sus descendientes en el periodo Manierista, la pintura de El Greco o la arquitectura de Palladio. Pero la intensa relación entre el arte y la sociedad del Renacimiento también se expresa en otras latitudes, como la Alemania de Durero, o los Países Bajos de Van Eyck, El Bosco y los primitivos flamencos; sin olvidar a la escuela española.

Filosofía y Literatura

Un acontecimiento de relieve mundial define el Renacimiento: la invención de la imprenta de Guttenberg a mediados del XV. Supone un cambio en la historia de la humanidad. En el contexto de las transformaciones sociales que trajo la imprenta, nos acercaremos a una de las corrientes a veces más olvidadas en la historia del pensamiento: el humanismo italiano del Renacimiento. Conviene volver sobre nombres imprescindibles en la reivindicación de la dignidad del ser humano, desde posiciones a veces muy heterodoxas, como las de Marsilio Ficino, Pico della Mirandola o Giordano Bruno. Pero hay otras raíces del humanismo renacentista, por ejemplo la representada por Erasmo de Róterdam. La conexión entre pensamiento y creación literaria es particularmente fecunda en la Europa del Renacimiento. Nos encontraremos con el genio humorístico de Rabelais, con la invención del ensayismo moderno de Montaigne, en lengua francesa; pero también con la épica italiana de Ariosto; con el misticismo español de un San Juan de la Cruz; con los grandes escritores ingleses de la época Tudor, como Tomás Moro o Edmund Spencer.
 

Plan de estudios


¿Te gustaría recorrer la Italia de Botticelli, Donatello o Miguel Ángel? ¿Profundizar en la tensa situación entre los Borgia y los Medici? ¿o descubrir el itinerario vital de Lutero, Calvino o Ignacio de Loyola? Dirigido a personas que quieran profundizar no solo en el Renacimiento italiano, sino también en otros paisajes culturales como Alemania, Países Bajos, Francia o España entre 1350 y 1600, serán visitados de la mano de sus filósofos, científicos, pintores, arquitectos, escritores, teólogos, juristas u hombres de estado, más significativos. Una manera original e interactiva de conocer más en detalle un periodo que, volviendo la mirada hacia el pasado grecolatino, dio luz sobre la Modernidad de Europa. Un profesorado experto ha diseñado el curso atendiendo así al diálogo entre disciplinas creativas, tan característico y fascinante a todo lo largo de este período.

plan renacimiento
Semestre 1º Historia y política I Arte y sociedad I
Semestre 1º Ciencia y religión I Filosofía y literatura I 
Semestre 2º Historia y política II  Arte y sociedad II 
Semestre 2º Ciencia y religión II  Filosofía y literatura II 

 ¿Cuáles serán los contenidos de cada una de estas asignaturas?

Historia y Política

La historia del Renacimiento no solo estuvo marcada por las doctrinas políticas recogidas en obras tan influyentes como “El Príncipe” de Maquiavelo, que abren el paso a la teoría del buen gobierno y el Estado de la Modernidad, sino por el gran acontecimiento de la Conquista de América. Es un proceso de enorme trascendencia, que da pie a la fundamentación del Derecho Internacional posterior, en obras que defienden los derechos de los indígenas americanos, como las de Francisco de Vitoria o Bartolomé de las Casas, por citar algunos de los nombres de la teoría jurídico política del Renacimiento. Un paisaje que nos llevará desde la tensa situación de las Repúblicas y Estados italianos de los tiempos de los Borgia y los Medici a la polémica realidad jurídico social de las nuevas Colonias.

Ciencia y Religión

Si hay un momento en la historia de Europa en que el intercambio, a veces difícil, entre Ciencia y Religión resulta más expresivo que nunca, ese momento es el Renacimiento. Una explosión de cambios y revoluciones en prácticamente todo el orden del saber: la nueva medicina de Vesalio, Servet o Harvey; la nueva matemática de Cardano o Bombelli; y qué decir de los grandes genios de la astronomía, a cuyos nombres se asocia las revoluciones científicas del XVI, de incalculable importancia, que sentaron las bases de una nueva concepción del universo, de Copérnico a Galileo, pasando por Kepler y Brahe. Por no mencionar el nombre de quien resume la idea misma del polímata renacentista: Leonardo da Vinci. Revoluciones que coinciden, y en ocasiones se confrontan, con algunos de los movimientos religiosos más relevantes en la historia del cristianismo europeo: la Reforma Protestante y la Contrarreforma católica, que estudiaremos a través de los itinerarios vitales y espirituales de sus protagonistas, Lutero, Calvino, de un lado; Ignacio de Loyola o Francisco Javier, de otro.

Arte y sociedad

Hablar del Renacimiento es hablar del Arte. Esta asignatura invita a recorrer el arte del renacimiento en sus variadas disciplinas creativas y nombres más geniales. No solo el arte italiano, es el arte europeo en sus muy diferentes geografías el que quedará retratado en este bloque: por supuesto, recorreremos la Italia de Botticelli, Donatello, Rafael, Miguel Ángel o Tiziano –con una mirada tanto a sus precursores, Fra Angelico, Giotto, Della Francesca, cuanto a sus descendientes en el periodo Manierista, la pintura de El Greco o la arquitectura de Palladio. Pero la intensa relación entre el arte y la sociedad del Renacimiento también se expresa en otras latitudes, como la Alemania de Durero, o los Países Bajos de Van Eyck, El Bosco y los primitivos flamencos; sin olvidar a la escuela española.

Filosofía y Literatura

Un acontecimiento de relieve mundial define el Renacimiento: la invención de la imprenta de Guttenberg a mediados del XV. Supone un cambio en la historia de la humanidad. En el contexto de las transformaciones sociales que trajo la imprenta, nos acercaremos a una de las corrientes a veces más olvidadas en la historia del pensamiento: el humanismo italiano del Renacimiento. Conviene volver sobre nombres imprescindibles en la reivindicación de la dignidad del ser humano, desde posiciones a veces muy heterodoxas, como las de Marsilio Ficino, Pico della Mirandola o Giordano Bruno. Pero hay otras raíces del humanismo renacentista, por ejemplo la representada por Erasmo de Róterdam. La conexión entre pensamiento y creación literaria es particularmente fecunda en la Europa del Renacimiento. Nos encontraremos con el genio humorístico de Rabelais, con la invención del ensayismo moderno de Montaigne, en lengua francesa; pero también con la épica italiana de Ariosto; con el misticismo español de un San Juan de la Cruz; con los grandes escritores ingleses de la época Tudor, como Tomás Moro o Edmund Spencer.