This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
05 June 2018Bilbao Campus

Premiado por el ministerio de Defensa un proyecto de Iñigo Arbiol sobre seguridad y desarrollo en la región de Medio Oriente y Africa

El proyecto "Seguridad y desarrollo en la región de Medio Oriente y el Norte de África (MENA): una visión integral en un área estratégica", coordinado por el profesor Iñigo Arbiol, ha sido premiado en una convocatoria ministerial para promover la cultura de Defensa. En la implementación de este proyecto también están implicados los investigadores Sergio Caballero y Asier Aranbarri.

El proyecto de la Universidad de Deusto pretende, a través de la visión de expertos y académicos, profundizar y analizar de manera conceptual y téorica sobre las implicaciones de la seguridad en todas sus dimensiones (seguridad material, seguridad humana, análisis de riesgos, seguridad estratégica...), aplicándolas de forma práctica sobre la región MENA y desde los planos institucional, empresarial y académico.

Y es que en el plano de la seguridad, la región MENA está en crisis. Siria, Libia y Yemen están en guerra civil, causando daños incalculables a vidas humanas e infraestructuras físicas. Quince millones de personas han huido de sus hogares, muchos de ellos a países frágiles o con problemas económicos como Jordania, Líbano, Yibuti y Túnez, lo que ha provocado la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. La actual agitación en Yemen ha retrasado varios años el desarrollo de ese país. Cifras ofrecidas por el Banco Mundial explican que los bloqueos y los repetidos ciclos de violencia han hecho que la tasa de desempleo de Gaza sea la más alta del mundo y que el producto interno bruto alcance solo el 40% de su potencial. Los exportadores de petróleo relativamente estables, como Argelia, Irán y el CCG, están lidiando tanto con los precios del mismo como con el desempleo juvenil crónico y las economías no diversificadas.

En cuanto al desarrollo, los datos públicos disponibles verifican cómo el crecimiento del sector privado, una fuente de creación de empleo, se ha ralentizado, lo que dificulta la absorción del gran número de desempleados. Los últimos datos del mercado laboral muestran que la tasa de desempleo ha permanecido obstinadamente alta en Egipto, Irán, Irak, Jordania, Marruecos y Túnez en 2016. Se espera que el crecimiento regional mejore levemente a 3,2 y 3,6% en los próximos dos años, ya que los gobiernos de todo el mundo de la región están consolidando su posición fiscal, emprendiendo reformas e intentando diversificar sus economías lejos del petróleo. Una oportunidad de inversión y consolidación para la empresa española que a su vez impactaría positivamente en la capacidad de desarrollo local y por ende de seguridad de los países de la región.

En este sentido, países líderes de la Unión Europea como España han reforzado su estrategia de Defensa así como de Acción Exterior en la región, y han redoblado sus esfuerzos implicándose en esfuerzos colectivos que traten de revertir la tendencia compleja de la región. Analizar todos estos factores es el objetivo de este proyecto, premiado por el ministerio, que consta de tres fases.
En un primer momento, y desde la visión institucional, la investigación se fija como objetivo dimensionar los riesgos para España y la Unión Europea en el complejo panorama actual de la región MENA articulando el análisis en torno a los medios y acciones llevadas a cabo por las instituciones públicas españolas.

A continuación, y desde la visión empresarial en los procesos de internacionalización donde el binomio seguridad y desarrollo resulta fundamental, se perfila como finalidad evidenciar las posibilidades y también las dificultades de las empresas en los mercados de la región, así como su capacidad de facilitar el desarrollo local e interactuar eficazmente con los grupos de interés generando inversiones de valor simbióticas.

Por último, en relación con la perspectiva académica, se busca continuar en la profundización del debate asociado a un retorno de la concepción clásica de seguridad nacional, trabajando conceptos básicos como la “securitización” de la acción exterior y tratando de identificar acciones de mejora desde la reflexión científica para la articulación del binomio seguridad-desarrollo en esta compleja región.