Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
02 junio 2021Campus Bilbao

Deusto lanza el reto “Foodwarrior” para sensibilizar sobre el despilfarro alimentario en el marco del programa ReActívate+

El pasado mes de febrero dio comienzo en la Universidad de Deusto el programa ReActívate+, dirigido al alumnado y personal de la Universidad de Deusto interesado en contribuir con sus ideas a mejorar la sostenibilidad de nuestros campus en ámbitos como el agua, el consumo eléctrico, la gestión de residuos y el desperdicio de alimentos.

En el marco de esta iniciativa, el grupo encargado del “Despilfarro de alimentos” (formado por Andrea Fraga, Marta Enciso, Gorka Sanchiz, Ainhoa Alonso, Deitze Otaduy, Sara del Valle y Sofía García) ha lanzado un sorteo a través del canal de Instagram de la Universidad, mediante el que animan a la comunidad universitaria (alumnado, PAS, PDI, PI) a compartir los trucos que utilizan para aprovechar la mayor cantidad de comida posible. Entre las personas que participen antes del día 9 de junio se sorteará una cámara deportiva Victure AC700 4K Wi-Fi 20MP.

Bases del sorteo

El desperdicio alimentario es un grave problema ambiental, ya que supone malgastar agua, suelo, horas de trabajo, energía y otros recursos valiosos y, a menudo, limitados.

Según datos recogidos por el equipo de ReActívate+, el 26,5% del alumnado de Deusto considera que en su casa se cocina más comida de la que se puede consumir; el 46,6% no conoce aplicaciones como “Too Good to Go”; solo el 60,3% de la comunidad universitaria planifica la compra antes de ir al supermercado; y el 13,2% consume su comida sin reparar en la caducidad de los alimentos, provocando en muchas ocasiones el desperdicio de los mismos.

Asimismo, cabe destacar que el 84% de los alimentos que los hogares españoles tiran a la basura van directamente de la nevera al cubo. No son los restos de los platos, sino la comida que no llega ni a cocinarse.

El “Estudio preparatorio sobre residuos alimentarios en la UE”, realizado por BIO Intelligence Service, detalla la pérdida de 89 millones de toneladas de alimentos al año, en todos los escalones de la cadena alimentaria: los hogares son responsables del 42%, el sector de fabricación del 39%, los sectores de la alimentación al por menor y al por mayor del 5% y finalmente los sectores de la restauración y del catering del 14%. Así, cada español tira unos 250€ anuales en comida, y más del 45% de estos alimentos podrían haberse consumido si su adquisición se hubiera planificado y gestionado, y si se hubieran almacenado mejor.