Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
30 marzo 2016

Los nuevos patrones de comunicación y consumo de la Generación Z determinan el futuro social, laboral y educativo, según el informe Generación Z: El último salto generacional

El pasado 30 de marzo se presentó en la sede de Deusto Business School el informe Generación Z: El último salto generacional, en el que se revelan las claves para definir y analizar a la denominada Generación Z, la cohorte de jóvenes nacidos entre 1994 y 2009 que conforma un nuevo arquetipo de consumidor, trabajador y ciudadano.

La presentación del informe Generación Z: El último salto generacional estuvo dirigida por los autores del informe, Núria Vilanova, fundadora y presidenta de ATREVIA, e Iñaki Ortega, director de Deusto Business School en Madrid. Ambos coincidieron en la importancia de apostar por la realización de este tipo de investigaciones, que lideran los campos de la innovación y el conocimiento.

 

Iñaki Ortega, afirmó al respecto de Los Jóvenes Z que “aquellos que pensaban que con los millennial ya habían cubierto su capacidad de asombro, estaban equivocados y de nuevo tendrán que seguir aprendiendo de los miembros de la Generación Z”. Para el doctor en economía, “lo que les define es que nunca antes hubo una generación que se haya educado y socializado con internet en sus bolsillos, eso les hace ser irreverentes con cuestiones hasta ahora sagradas como los padres, los profesores y los jefes, pero a la vez con más capacidad de empatizar, hacer amigos, ser emprendedores precoces e implicados socialmente que nunca antes. El mundo será mejor con ellos si el resto de generaciones somos capaces de conseguir los cambios que demandan”.

Por su parte, Núria Vilanova señaló que “los jóvenes de la Generación Z son autodidactas, creativos, sobreexpuestos a la información, innovadores y emprendedores. Sus dinámicas de consumo y comportamiento son absolutamente diferentes a las de generaciones anteriores. El entorno digital en el que han forjado su personalidad supone que la reacción en tiempo real cuando interactuamos con ellos sea clave. Debemos ser capaces de adaptar los recursos y los sistemas a sus nuevas necesidades: puestos de trabajo, canales de comunicación, modelos de aprendizaje y diálogo deben ser replanteados para que la Generación Z se sienta integrada en la sociedad”

La Generación Z, motor de cambio educativo y laboral

Entre las conclusiones del informe cabe destacar que los miembros de la Generación Z se caracterizan por ser autodidactas y creativos, pertenecen a la primera generación que ha incorporado Internet en las fases más tempranas de su aprendizaje y socialización. Además, su personalidad ha sido conformada dentro de una sociedad líquida, diversa y en crisis.

La Generación Z se define por su gran capacidad de trabajar en red, con culturas diferentes y en puestos relacionados con la creatividad y la innovación. Otra de las conclusiones que extrae el informe es que los profesionales más valiosos del futuro no serán los que estén ultraespecializados en un campo concreto, sino los que sean polímatas y puedan hibridar conocimientos de ámbitos diferentes.

¿Están las organizaciones preparadas para estos nuevos consumidores y trabajadores? Entre las preocupaciones de los Jóvenes Z se encuentran no disponer de un empleo acorde a su personalidad, no tener oportunidades de crecimiento profesional o no alcanzar las metas en su carrera. Además, su preferencia por la autonomía dentro del entorno laboral, que ha llevado a muchos millennials a optar por ser emprendedores antes incluso de tener su primer trabajo, se mantiene en quienes están llamados a recoger su testigo: Un 55% de los 50.000 adolescentes encuestados por Universum en 45 países manifestó interés en lanzar una startup. En España el porcentaje baja hasta el 39%, pero no deja de ser muy relevante.

Los Jóvenes Z como consumidores y trabajadores autónomos

El informe Generación Z: El último salto generacional descubre las características esenciales de esta nueva generación a tener en cuenta por las marcas: Los Jóvenes Z ya son consumidores de algunas de las iniciativas nacidas en el marco de la economía colaborativa, un fenómeno que esta generación entiende, apoya y acepta como algo natural. Muchos de sus integrantes irán sumándose a esta realidad emergente, tanto en calidad de usuarios, como también en calidad de emprendedores y proveedores de servicios.

Muy relacionado con las oportunidades que brindan los entornos colaborativos digitales se encuentra la gig economy, de la que las nuevas generaciones van a ser protagonistas. Esta manifestación refleja el paso de una economía donde el trabajo era estable, por cuenta ajena y para un solo empleador, a otra en la que éste tiende a ser temporal, autónomo y para varios empleadores a lo largo de la trayectoria profesional. La Generación Z se vinculará más a proyectos, por lo que en el futuro se generará una gran red de trabajos autónomos que, enlazados entre sí, permitirán acometer iniciativas de gran alcance.

El informe ha sido elaborado por Iñaki Ortega Cachón, Iván Soto San Andrés y Cecilio Cerdán Carbonero para ATREVIA y Deusto Business School y ha contado con la colaboración de instituciones como Fundación Ashoka, Fundación Créate, Fundación Promete, Telefónica Open Future, Junior Achievement o personalidades como el filósofo José Antonio Marina. Por parte de la consultora de comunicación ATREVIA, además de Núria Vilanova, coautora del informe, han participado en el desarrollo del mismo Asun Soriano, Isabel Lara y Gema Román.  

Ver resumen ejecutivo del informe 

Gen Y Gen Z