Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
03 diciembre 2013Campus Bilbao

KIMI: Una nueva app para la promoción de hábitos saludables en niños y adolescentes con discapacidad intelectual

Investigadores de la unidad DeustoTech Life (eVida), con la colaboración de la Fundación Síndrome de Down del País Vasco, diseñan y desarrollan una aplicación para iPad dirigida a dar soporte a la educación y a la promoción de hábitos saludables para la vida independiente de niños y adolescentes con discapacidad intelectual.

Mediante una experiencia de colaboración entre investigadores de la Universidad de Deusto y usuarios y trabajadores de la Fundación Síndrome de Down del País Vasco (FSDPV) se construye una app para impulsar hábitos saludables en personas con discapacidad intelectual (DI).

KIMI es una aplicación para iPad basado en formato de juego en el que el personaje es Kimi, un extraterrestre venido de Marte para aprender las costumbres locales. Este amigo guía al jugador y aporta consejos durante la aventura. De esta forma, se motiva a los niños/as y adolescentes a continuar jugando, aumentando la interactividad. Así, la aplicación permite que las personas con DI puedan utilizarla tanto acompañados por padres o personas de apoyo, como descubriéndola por ellos mismos.

Esta aplicación ha sido probada con niños/as y adolescentes con DI, obteniendo resultados positivos. Según participantes y profesionales de FSDPV, “Kimi resulta una aplicación muy atractiva e interesante para este colectivo. Los entornos son muy intuitivos y esto hace que cualquier persona con DI pueda interactuar y disfrutar de la aplicación indistintamente de sus necesidades de apoyo”.

La aplicación KIMI también está siendo probada con personas de edad adulta para examinar la adecuación para este colectivo. El resultado obtenido, al igual que con niños/as y adolescentes, está siendo positivo. Según los investigadores “el formato de juego era adecuado pero hay que encontrar temáticas apropiadas”. Por ello se sigue trabajado en nuevas aplicaciones más dirigidas a la vida independiente y autónoma.

Promocionando hábitos saludables mediante la diversión
Hay que señalar que las personas con discapacidad intelectual en su conjunto, precisan de apoyos para adquirir hábitos de vida saludable y habilidades para desenvolverse en tareas del día a día. Además, particularmente, en las personas con Síndrome de Down los trastornos de tipo endocrino tienen una prevalencia mayor que en la población general, siendo, por lo tanto, de especial importancia apoyar a estas personas en aspectos relacionados con buenos hábitos de alimentación y autocuidado.


Por todo ello, para el colectivo de personas con DI es muy beneficioso contar con una serie de apoyos y herramientas orientadas a adoptar costumbres saludables.

La aplicación KIMI trabaja los hábitos de alimentación, higiene y manejo de dinero mediante juegos en los que se simulan situaciones diarias acompañadas de consejos y explicaciones. Además de ser un apoyo para las personas con DI también es una herramienta para los profesionales del ámbito ya que permite hacer un seguimiento de los progresos de cada usuario/a.

Con el objetivo de hacerlo más atractivo para las personas destinatarias y para potenciar que los contenidos sean asimilados, KIMI ha sido diseñado siguiendo el formato de Serious Games (juegos con objetivos adicionales al entretenimiento). Además la aplicación se divide en minijuegos separados de diferentes estilos y de corta duración para hacerla más variada, centrándose en un modelo de aprendizaje por repetición y con mucho reforzamiento positivo, metodología adecuada para la educación de este colectivo.
Además, se ha desarrollado para dispositivos multitáctiles móviles, un tipo de tecnología de manejo intuitivo y que ha sido comprobado en estudios anteriores que tiene buena aceptación entre usuarios con DI. En este caso particular, es de especial relevancia, destacar la vivencia en la construcción de la aplicación de las personas que han participado en estas pruebas, además de la facilidad con la que se han familiarizado con el uso del dispositivo y de la app KIMI. Las pruebas se han convertido en un momento esperado. Esto, entre otros motivos, se debe a que la experiencia de las personas con el juego ha sido de éxito, ya que el juego ha sido estructurado en distintos niveles.

Para finalizar hay que remarcar la importancia de la creación de nuevos apoyos en la promoción de la vida independiente y autónoma. En esta experiencia de creación de un apoyo tecnológico, son dos los aspectos más destacables: por un lado, la importancia de contar con las propias personas con DI en el desarrollo de la aplicación a lo largo de todo el proceso, haciéndoles sentir que KIMI es también un poco suyo. Por otro lado, las posibilidades de desarrollo de apps para el impulso de la vida independiente en personas con DI han sido llevados a contextos cercanos a las personas de este colectivo, difundiendo así dichas posibilidades fuera de los ámbitos de la informática y tecnología, en los que son ampliamente conocidas. Aunque este proyecto ha sido muy enriquecedor para todo el equipo implicado, la labor de desarrollo de nuevos apoyos debe continuar.
Este trabajo se ha llevado a cabo con el apoyo del programa Bizkailab de la Diputación Foral de Bizkaia y con la colaboración de Fundación Síndrome de Down del País Vasco.

Publicaciónhttp://ieeexplore.ieee.org