Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
20 mayo 2020Campus San Sebastian

Jon Mikel Zabala, profesor de Deusto Business School, habla sobre la propiedad industrial en relación a la vacuna del Covid-19 en diariovasco.com

Todo parece indicar que el impacto de la pandemia continuará en diferentes “oleadas”, y que hasta que no se cuente con una vacuna y un tratamiento efectivos, nuestras sociedades no volverán a ser como las conocíamos, a pesar de que tal vez deberíamos reflexionar también si queremos volver a la situación de partida previa a la pandemia. En este sentido, como nuestros lectores ya habrán leído y oído en varios medios de comunicación, se ha iniciado una carrera para el descubrimiento de dicha vacuna. La generación de la vacuna genera muchos retos para la comunidad científica: ensayos clínicos, ensayos en animales, ensayos en humanos, criterios de evaluación y elección de la solución final, producción en masa de dicha solución, distribución a nivel global, etc. Sin embargo, en este conocido discurso hay una variable que se suele ignorar de forma sistemática, la propiedad industrial.

Jon Mikel Zabala, investigador y profesor de Deusto Business School, habla en el blog “Ekonomiaren plaza” de diariovasco.com sobre la propiedad industrial, las empresas farmacéuticas y la encrucijada en la que el sistema de propiedad industrial, y el monopolio al que éste da acceso, pueden llegar a impedir el acceso a los medicamentos tanto a países en vías de desarrollo, como a países desarrollados en situaciones excepcionales de pandemia, a un coste razonable.

Post completo, aquí