Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
08 abril 2014Campus Bilbao

Forotech concede el I Premio Ada Byron a la lingüista y experta en TIC Montserrat Meya

El galardón, patrocinado por la Fundación Banco Sabadell, reivindica el papel femenino en el ámbito científico. La ceremonia ha tenido lugar en la Universidad de Deusto, que ha contado con la presencia del alcalde de Bilbao, Ibon Areso; la decana de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto, Inés Jacob; e integrantes del jurado, entre ellos la presidenta de Siemens, Rosa García.

Perfil y trayectoria de la ganadora
Montserrat Meya Llopart (Albacete, 1948) es licenciada y doctora en Lingüística por la Universidad de Barcelona, con una tesis sobre Traducción Automática en colaboración con el MIT (Massachusetts Institute of Technology). Ha sido analista de sistemas y programadora en los laboratorios centrales de Siemens en Munich, directora del equipo nacional de Traducción Automática EUROTRA, directora del departamento de Inteligencia Artificial del Siemens Software Development Center en Barcelona, vicegerente de I+D en la Universidad Autónoma de Barcelona, coordinadora del Plan Estratégico de Catalunya para la Sociedad de la Información, asesora para la Comisión Europea, y ha desarrollado proyectos tecnológicos en el ámbito de la Salud (servicios para pacientes crónicos y personas mayores con tecnologías móviles). En 1984 fundó la Asociación Española para el Procesamiento del Lenguaje Natural, y en 1995 creó la empresa de consultaría ACTA SL. También ha sido gerente de CINET SL, el segundo proveedor de Internet en Catalunya.

Desde su formación como lingüista, ha investigado desde los años 70 las Tecnologías de la Información para integrar el lenguaje natural en los procesos de las bases de datos, redes finitas, y procesadores de texto. Posteriormente se introdujo en el mundo de la Inteligencia Artificial y en el de la traducción automática entre múltiples lenguas. Posteriormente creó su propia empresa, vendiendo servicios de consultoría a grandes empresas tecnológicas, y ha coordinado la política de la Generalitat de Cataluña en materia de Sociedad de la Información. Su última etapa profesional se ha visto enriquecida por su labor como técnica en "salud móvil", para posibilitar el acceso a la historia clínica de pacientes fuera de su país de origen y hacer posible la dispensación de medicamentos con receta electrónica.

Accésit
Por otro lado el jurado de este I Premio Ada Byron ha concedido un accésit a la vizcaína Andrea Blanco, experta en fotónica, que acaba de regresar al País Vasco tras una estancia en la Universidad de Sydney. Ingeniera de telecomunicaciones por la Universidad de Valladolid en 2007, realizó su trabajo de fin de carrera en la universidad británica de Aston, e inició el doctorado en el Grupo de Fotónica aplicada de la UPV/EHU. Habla tres idiomas y ha publicado numerosos artículos en revistas especializadas (uno de ellos en "Nature", sobre dispositivos ópticos no lineales en silicio, que ha tenido gran repercusión en la comunidad científica, dadas sus potenciales aplicaciones en comunicaciones ópticas, aparatos de diagnóstico médico o metrología). Ha sido investigadora en Robotiker y en Telefónica I+D, y actualmente, tras regresar de una estancia de un año en la Universidad australiana de Sidney, se ha incorporado al centro tecnológico vasco Tecnalia como Project Manager en Fotónica.

La fotónica es la ciencia que estudia la generación, emisión, trasmisión, modulación procesamiento de señales, conmutación, amplificación y detección/registro de la luz. Sus aplicaciones más relevantes incluyen el almacenamiento óptico de datos, las telecomunicaciones por fibra óptica o la impresión láser, entre otras.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto ha creado este galardón, que tiene por objeto reconocer públicamente y dar visibilidad a las profesionales del sector de la tecnología cuya labor, insuficientemente conocida, está aportando importantes avances en numerosos campos del saber. Asimismo, se pretende acercar el trabajo tecnológico y fomentar las vocaciones femeninas en este ámbito.

El Premio está dedicado a Ada Byron (1815-1852), hija del poeta romántico Lord Byron y una de las mujeres más destacadas en la historia de la ingeniería. Matemática y escritora. Es conocida principalmente por su trabajo sobre la máquina calculadora mecánica, y como autora del primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, por lo que se la considera como la primera programadora de ordenadores.

La ganadora ha sido por el jurado entre las 10 candidaturas seleccionadas a partir de medio centenar de aspirantes que se presentaron a esta primera edición del Premio Ada Byron. El jurado ha estado formado por:
- Inés Jacob, decana de Ingeniería de la Universidad de Deusto (presidenta).
- Oihane Agirregoitia, concejala delegada del Área de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía en Ayuntamiento de Bilbao.
- Izaskun Artetxe, secretaria técnica económica del Departamento de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia.
- Guillermo Dorronsoro, decano de Deusto Business School.
- María Garaña, presidenta de Microsoft España.
- Rosa García, presidenta de Siemens.
- Alberto García Erauzkin, presidente de Innobasque.
- Cristina Garmendia, ex Ministra de Innovación y presidenta de la empresa Genetrix.
- Begoña Goiricelaya, directora general de Gaiker-IK4.
- Estibaliz Hernáez Laviña, vice-consejera de Tecnología, Innovación y Competitividad.
- Miquel Molins Nubiola, presidente de Fundación Sabadell.
- Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Con la excepción de la secretaria de Estado y la presidenta de Microsoft, el jurado al completo ha estado presente en el acto de entrega del Premio. La ceremonia ha clausurado la segunda edición de FOROTECH, una iniciativa de la Universidad de Deusto y la Alianza Tecnológica IK4 cuyo objetivo es transmitir la pasión por la Ciencia y visualizar el mundo en el que nos adentramos. El campus de Deusto se ha convertido durante cuatro días en un foro de encuentro entre la universidad, la empresa, los estudiantes y el público en general, congregados en torno a la ingeniería y la tecnología.