Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
22 septiembre 2021Campus San Sebastián

Apertura del curso académico 2021-22 de la Universidad de Deusto

Tras una eucaristía oficiada por el vicario general de San Sebastián, Juan Mª Olaetxea Garaikoetxe, la Universidad de Deusto ha celebrado, el 22 de septiembre, la ceremonia académica con la que ha inaugurado el curso 2021-2022. Un curso que se inicia, según ha anunciado el rector José María Guibert, con un incremento en el número de matrículas de nuevo ingreso de grado de un 17% más que hace dos años. También lo hace, con todo preparado para pasar ya a la presencialidad total. A final del curso pasado se trabajó en un doble horario y planificación del curso, por lo que está todo organizado para volver, en cualquier momento, a la situación anterior a la crisis sanitaria.

Se dejan atrás unos cursos marcados por la pandemia. El curso pasado, Deusto fue una de las pocas universidades que estuvo abierta todo el año. Se demostró, con cifras, que la Universidad era y es un lugar seguro para trabajar y estudiar. La docencia presencial fue de un 70% del total y el resto en remoto. Estos dos últimos años se ha hablado mucho de tecnología y digitalización, aunque menos de la calidad de la docencia y los frutos del aprendizaje. Sin embargo, la crisis está siendo una gran oportunidad para profundizar en el modelo educativo y el gran debate que, según el rector, no es la tecnología o la presencialidad, sino la educación mismo.

Al respecto, José María Guibert cree que hemos de cambiar contenidos y procesos. En su opinión, la formación “deberá ser a la carta” mediante plataformas abiertas tipo Netflix y no mediante programaciones cerradas. “Lo que está ocurriendo con la música o el cine, ocurrirá con la formación”, vaticina. Para el rector, el mayor activo será el conocimiento, pero el acceso a éste deberá ser diferente. De lo contrario, la Universidad no contribuirá a la innovación social.

Por otro lado, la Universidad tiene que recuperar su razón de ser y erigirse como un espacio de diversidad de culturas, enfoques, ideas, pensamientos, diálogo entre ellos para crear e innovar, para aportar nuevas soluciones y mejora, para ello debe desterrar endogamia y proteccionismo. “El conocimiento y la producción académica deben ser Open Access, y acercarse al conjunto de la sociedad, no solo a las capas sociales favorecidas”, puntualiza.

Novedades en el área de Ciencias de la Salud

El máximo representante de la Universidad ha aprovechado su discurso de apertura de curso para anunciar algunas de las iniciativas sobre las que se está trabajando. Así, ha destacado la apuesta por ampliar grados en el área de Ciencias de la Salud. En concreto, ha citado, que en 2022 está previsto comenzar con el grado en Enfermería en los dos campus y con el grado en Ingeniería Biomédica en Bilbao. En la agenda hay también algunos másteres y un doctorado. Para José María Guibert, esta apuesta por las áreas “bio” y “salud” nos mejorará como universidad pues nos permitirá atender a los problemas científicos y sociales desde una perspectiva más holística y completa. Los nuevos edificios como “Larramendi” en Donosti o “DeustoBio” en Bilbao permiten llevar a cabo estas iniciativas.

Más novedades: la apuesta por expandirse en Madrid. Deusto está en proceso de crear un centro universitario con ICADE, de la Universidad Pontificia Comillas, con marcado carácter internacional. El objetivo es la formación en el área empresarial y de organizaciones. Se prevén, en este sentido, cuatro másteres universitarios y otros programas cortos para el curso que viene. Para ello, se cuenta con Georgetown University (de Washington), como socio académico, y se está buscando otro ‘partner’ asiático entre las distintas universidades jesuitas.

La Universidad de Deusto consolida su apuesta por la internacionalización. Desde el año pasado, participa activamente en el proyecto UNIC, con ocho universidades de ocho países distintos, dentro de la convocatoria de universidades europeas. Y a esto se suma el trabajo dentro de las redes jesuitas: UNIJES, universidades españolas; Kircher, universidades europeas; IAJU, universidades de todo el mundo. El centro académico tiene un papel muy activo y el objetivo es ‘apoyarnos y pensar juntos en retos globales’. No en vano, pensar desde y con otros países, es un ejercicio nuevo, que “nos ha de abrir a nuevas formas de hacer y de ser universidad”, ha destacado el rector.

Asimismo, el centro académico va a implementar un ambicioso plan de formación en competencias transversales, comunes a todos los estudiantes de la universidad. Éstas son: (1) autoconocimiento, ética, responsabilidad social y medioambiental y apertura a la transcendencia; (2) trabajo en equipo y liderazgo; (3) emprendimiento, innovación y creatividad; (4) comunicación oral y escrita en entornos multiculturales; (5) aprendizaje permanente, autónomo y crítico; (6) competencia digital. Con esto, Deusto mejora su formación en las cada vez más relevantes “soft skills”.

Sede del Congreso de la Asociación Europea de Universidades

Dentro del marco del liderazgo en innovación educativa que Deusto ejerce en el ámbito nacional e internacional, es de destacar que la Asociación Europea de Universidades (EUA, que agrupa a más de 800 universidades) ha elegido celebrar en Deusto, en el próximo mes de febrero, su congreso anual “European Teaching and Learning Forum”. Se tocarán cuestiones de fondo, con motivo de la pandemia, y más que sobre tecnología y digitalización se plantearán cuestiones como el aprendizaje, la igualdad de acceso o la internacionalización.

Y, por último, Deusto va a reforzar su apuesta por la Formación Dual. La Universidad ha logrado el sello dual para 12 titulaciones, se ha lanzado la Escuela de Facilitación Dual y dentro unas semanas, se va a celebrar un importante encuentro con las 120 empresas y entidades que colaboran en este proyecto. No obstante, el rector Guibert ha recordado que la dualidad no consiste en tener más asignaturas que se convalidan sin más, por prácticas en empresa. “Se trata de que empresas, organizaciones y administración participen en el diseño, la impartición y la evaluación de asignaturas. En nuestro caso, 130 facilitadores de empresas y 20 coordinadores de Deusto lo hacen posible”, ha indicado y ha añadido que el mismo Gobierno Vasco y Confebask se han implicado en buscar que sean posibles contratos laborales para estos estudiantes. “El futuro ha de ir por aquí. Es un modo de romper la brecha entre universidad, empresa y sociedad y de fomentar el trabajo multiagente”, ha concluido.

El rector ha completado su discurso con una referencia final que es la que da sentido a todas sus palabras: “La Compañía de Jesús está celebrando un aniversario especial: los 500 años de la llamada “conversión” de San Ignacio. Un año ignaciano de transformación y conversión, que tiene que ser una invitación para todos y que nosotros, desde Deusto, hacemos innovando y cambiando para mejorar nuestro servicio como Universidad”.

Discurso íntegro


Experimentar e indagar para aprender

El acto de apertura de curso también ha incluido la lectura de la memoria académica del curso 2020-21, a cargo de la secretaria general Stella Solernou (Memoria académica del curso 2020-21), y la lección inaugural “Sueño y señuelo de la Experimentación Remota”, que ha ofrecido el catedrático de la Facultad de Ingeniería, Javier García Zubia. Una clase magistral en la que ha compartido su experiencia y reflexión sobre la enseñanza y experimentación en remoto, campo en el que ha trabajado e investigado durante muchos años.

En un laboratorio remoto -ha explicado- un alumno puede hacer un experimento sin estar delante de él. La distancia que hay entre el alumno y el equipo de laboratorio es salvada gracias a la tecnología: el alumno accede y controla el experimento utilizando Internet. La experimentación remota cumple en este año 25 años de actividad. En opinión del profesor Zubía, “experimentar e indagar son la mejor manera de aprender las disciplinas conocidas como STEM, y la experimentación remota busca ayudar a los profesores y a los alumnos en este esfuerzo”.

Ha añadido que el diseño de un laboratorio remoto exige conocimientos amplios en tecnología, pero a su vez también necesita tener en cuenta otros aspectos que son laterales pero que resultan cruciales a la hora de tener un impacto real en la comunidad educativa y en la política.

Lección inaugural íntegra castellano

La apertura de curso ha finalizado con las palabras del lehendakari Iñigo Urkullu con las que se ha inaugurado oficialmente el curso.

 

22/09/2021 - Apertura del curso académico 2021-22 de la Universidad de Deusto