Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
22 octubre 2021Campus San Sebastián

Deusto acoge una jornada sobre el impacto del cambio climático en el sector turístico de Gipuzkoa

El día 22 de octubre, tuvo lugar en el campus de San Sebastián de la Universidad de Deusto, la jornada “Turismo y Cambio Climático” organizada por Naturklima, la Fundación de Cambio Climático de Gipuzkoa, en colaboración con la Dirección de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa y la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Deusto. La directora de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Mónica Pedreira, fue la encargada de presentar la jornada junto a Xabier Esteban, director técnico de Naturklima.

La jornada, que sirvió a su vez para presentar el “Informe de Impacto y Vulnerabilidad al Cambio Climático en Gipuzkoa 2021”, a cargo de Xabier Esteban (Director técnico de la Fundación Naturklima) y Dorleta Orúe-Echevarría (Coordinadora del Observatorio de la Fundación Naturklima), contó también con la participación de Ángela Rodríguez (CEO Travindy y especialista en descarbonización turística) quien habló sobre “la década decisiva para la acción climática en el turismo”. Nagore Ageitos, responsable del grado en Turismo de la Universidad de Deusto, dirigió una dinámica de grupo en la que se trató de dar respuesta a la siguiente cuestión: ¿Cómo de importante se está percibiendo en tu sector/segmento el tema del cambio climático?

En Gipuzkoa el turismo se configura en la actualidad como un sector económico de gran relevancia y dinamismo. El peso del turismo en la economía del territorio se ha incrementado en la última década, generando el 7,6% del PIB en 2017 y representan el 9,41% del empleo total en el Territorio. Es, por tanto, uno de los sectores que más ha crecido, siendo un sector estratégico y clave en la economía. Por esta razón, es importante analizar el impacto del cambio climático en el sector turístico de Gipuzkoa para mejorar las decisiones estratégicas del sector y llevar a cabo planes adaptación y mitigación para aumentar la resiliencia del sector turístico.

A este respecto, se ha señalado en la jornada que “el sector turístico es altamente vulnerable al Cambio Climático y, al mismo tiempo, contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero, una de las causas del calentamiento mundial. Acelerar la acción por el clima en el turismo es, por lo tanto, sumamente importante para garantizar la resiliencia del sector”.

El clima y el tiempo meteorológico han sido y son factores importantes para una buena parte de los productos turísticos que se ofertan en el Territorio, por lo que cualquier cambio en las condiciones climáticas puede suponer impactos muy significativos en este ámbito. El carácter de esta afectación -positivo o negativo- dependerá, lógicamente, de cada subsector turístico y de las estrategias de adaptación y/o mitigación que se lleven a cabo.

Dependiendo de los escenarios y de la magnitud de los cambios en temperatura y precipitación, algunos destinos turísticos resultarán beneficiados, ganando en competitividad, mientras que otros la perderán para ciertos meses o estaciones. En las costas del cantábrico, en general, los escenarios climáticos proyectan condiciones climáticas beneficiosas para el turismo y el ocio durante las estaciones de verano, primavera y otoño, al aumentar la temperatura y disminuir la precipitación permitiendo alargar la temporada turística o de prácticas al aire libre.

En invierno, sin embargo, no se alcanzarán los valores determinados para el confort de los turistas, basados en las proyecciones de temperatura media y máxima. Además de las condiciones climáticas, la actividad turística también se verá afectada por los cambios en el medio ambiente donde se realizan dichas actividades, al perder valor como recurso turístico.

Los efectos del cambio global no van a afectar de la misma forma a las distintas modalidades de turismo. El turismo de sol y playa, el turismo de montaña, el turismo de naturaleza o el ecoturismo tendrán que afrontar mayores impactos que por ejemplo el turismo de ciudad, turismo cultural o el turismo de eventos y convenciones.

En los destinos turísticos del litoral, la mejora de las condiciones climáticas mejorará las condiciones del turismo de sol y playa. Sin embargo, el ascenso del nivel del mar y de la cota de inundación podría limitar dichos efectos. Por otra parte, las actividades relacionadas con la naturaleza podrán verse afectadas. Los cambios pronosticados en los ecosistemas modificarán las cualidades estéticas, de funcionalidad y de fragilidad de estos ámbitos. La presión sobre determinados servicios ecosistémicos, principalmente agua, que un mayor atractivo turístico o un incremento de las actividades de ocio pudieran tener en el territorio de Gipuzkoa se debería considerar en futuros planes de adaptación al cambio climático.

En lo que se refiere a los productos y destinos turísticos urbanos se configuran como los menos vulnerables al cambio climático. El turismo cultural, en sus diferentes manifestaciones, es practicado en buena medida en ámbitos urbanos, siendo probablemente uno de los menos afectados por el cambio climático dada su menor afectación por las condiciones atmosféricas al desarrollarse mayoritariamente en espacios cerrados, poco vulnerables a las inclemencias atmosféricas. Es posible además que la disminución en la precipitación estimule este tipo de actividades y, del mismo modo, el incremento de las temperaturas puede servir de estímulo para el aumento de este tipo de turismo en determinadas épocas del año.