Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
18 septiembre 2019Campus Bilbao

El rector José María Guibert: “Deusto goza de buena salud, es un proyecto de presente y de futuro comprometido con las necesidades, las demandas y los retos de la sociedad”

La Universidad de Deusto inauguró el miércoles, 18 de septiembre, el curso 2019-2020. Y lo ha hecho con un incremento en el número de nuevos alumnos de grado en 8%, “lo que nos refuerza –según palabras del rector José María Guibert- en nuestro proyecto, porque significa revalidar la confianza de los alumnos y sus familias en Deusto, confianza de la sociedad vasca y confianza en una universidad referente en el mundo”.

Es por ello que: “Deusto goza de buena salud porque es un proyecto de presente y futuro comprometido con las demandas, necesidades y retos de la sociedad”. En este sentido, el rector ha anunciado que en 2020 se comenzarán a impartir tres nuevos títulos de grado: Medicina, Ciencias de Datos e Inteligencia Artificial y el grado en Ingeniería Robótica, este último en colaboración con Salesianos Deusto. El binomio universidad-empresas, la formación dual, los puentes con la formación profesional o el emprendimiento ya forman parte del Deusto del siglo XXI.

Investigar en y para la educación

El acto de apertura de curso comenzó, en el Paraninfo, tras una eucaristía que ha presidido el vicario general de la diócesis de Bilbao, Félix Alonso. La ceremonia se ha iniciado con la lectura de la memoria académica del curso 2018-19, a cargo de la secretaria general Eider Landaberea, para seguir con la lección inaugural titulada “Investigar en y para la educación”, que ha ofrecido la catedrática de la Facultad de Psicología y Educación, Lourdes Villardón.

Memoria académica curso 2018-19. 

En su clase magistral, la profesora Lourdes Villardón ha señalado que la investigación educativa es un bien público que debe ofrecer información para la toma de decisiones en educación; sin embargo, las evidencias científicas no se trasladan lo suficiente a las políticas y prácticas educativas. Al analizar las discrepancias en el binomio ciencia-práctica o producción-consumo se pueden identificar cinco brechas entre la comunidad investigadora y la comunidad profesional: utilidad, temática, calidad, condicionantes y relaciones entre ambas comunidades.

En su opinión, el aumento del impacto político y social de la investigación para la mejora educativa pasa por la superación de las brechas existentes entre el colectivo investigador y profesional, fomentando la utilidad de lo que se investiga facilitando el acceso a los hallazgos más actuales. Igualmente, cree que se han de estudiar problemas derivados de la práctica y temas centrales en la educación, formar a los profesionales de la educación en investigación educativa y en el uso de evidencias científicas, favorecer la transferencia de los resultados considerando el contexto escolar y, sobre todo, promover la relación entre ambos colectivos a través de la participación de las y los profesionales en las distintas fases de la investigación educativa, investigando con y no investigando sobre.

Lección Inaugural completa.

Palabras del rector

En su discurso, José María Guibert ha reflexionado sobre el servicio que hacemos como universidad. En su opinión, “las universidades somos pequeñas ciudades en las que debe reinar la diversidad, la tolerancia y la convivencia, la asunción de hábitos ciudadanos y los valores. Tienen un papel en la creación y desarrollo de un ‘capital social’ que va más allá de las habilidades técnicas”, ha señalado. De ahí, la importancia de que la gestión de las universidades esté perfectamente regulada para que estas instituciones cumplan con su función social con calidad y eficiencia.

En este marco, ha citado las tres cuestiones que preocupan en la organización de la vida universitaria (la autonomía universitaria, la gobernanza de las universidades y la financiación) y ha distinguido tres niveles de valores que son básicos para el funcionamiento de una universidad: los genéticos que se refieren a los valores inherentes a la universidad y son comunes a todas las universidades; los identitarios que son los propios de cada institución; y, en tercer lugar, los valores que cada organización adopta ante un determinado contexto social, cultural o temporal.

El rector ha continuado con su definición sobre el “ser” de la universidad. Según él, una universidad no cumple su función solo con formar profesionales y hacerlo de manera excelente. “Eso sería suficiente para conformar un buen Centro de Estudios Universitarios, ser universidad implica al menos otros tres elementos: generar investigación propia, apostar por la transformación social, e impulsar los espacios de encuentro y debate. Y en Deusto estamos dando pasos en esa línea”, ha manifestado.

Así, José María Guibert ha presentado algunos aportes que hace la Universidad en este contexto: aportes que dan sentido al proyecto Deusto y a su misión y que evidencian que “estamos muy vivos y que Deusto goza de buena salud”, ha dicho el rector. “Y lo digo, no desde la autocomplacencia, y sí desde una doble convicción: ciertamente es mucho el camino que nos queda por recorrer, pero, ciertamente también, avanzamos en la buena dirección”.

Varios datos: desde la implantación del Plan Bolonia, Deusto ha incrementado en un 46% el número de estudiantes de grado. Y este mismo curso, se ha incrementado el número de nuevos alumnos de grado en un 8%, lo que nos refuerza en nuestro proyecto porque significa revalidar la confianza del alumnado y sus familias, confianza de la sociedad vasca y confianza en una universidad referente en formación en el mundo. En el 2018, obtuvimos el Global Teaching Excellence Award por la excelencia y el carácter innovador del Modelo Deusto de Formación, y nos situaron en el Top-6 mundial. Y hace solo unas semanas los estudiantes situaron a Deusto en el Top-25 de las universidades europeas por su compromiso con la excelencia docente.

También en investigación. En cuatro años, se ha multiplicado por 2,5 el número de proyectos internacionales de investigación y transferencia liderados o participados por Deusto. Se ha duplicado el número de grupos A de investigación de excelencia y alto rendimiento reconocidos por el Gobierno Vasco. Y lo que es incluso más importante que todo lo anterior: se trata de una investigación con impacto no sólo científico, sino también social, lo que significa una forma de demostrar el compromiso de la Universidad con su entorno más cercano. Este impacto social lo construimos en torno a seis términos. internacional, interdisciplinar, intersectorial, impacto, innovación, inclusión.

“Más allá de los números y de los rankings, Deusto está cumpliendo su misión de servicio y compromiso”, ha señalado el rector. El proyecto de investigación europeo Gearing Roles sobre implantación de planes de igualdad en instituciones de educación superior que lidera Deusto-, el premio Ada Byron a la mujer tecnóloga, la cátedra UNESCO -que en sus 25 años ha permitido formar en máster o doctorado a más de 300 académicos, profesionales y líderes de América Latina-, el proyecto GreenSoul sobre sostenibilidad y eficiencia energética, la Declaración Deusto sobre Derechos Humanos en Entornos Digitales, la inclusión de Deusto entre las 27 mejores universidades del mundo en impulso al ODS número 16 de la Agenda 2030 de Naciones Unidas… son solo algunos ejemplos de un proyecto universitario comprometido con la transformación social en su entorno próximo y en el entorno global.

En esta línea, el rector ha anunciado que en la cumbre anual de líderes universitarios de Times Higher Education, celebrada en Zurich la semana pasada, se ha decidido que se celebre en Bilbao, en la Universidad de Deusto, el Foro Internacional 2020 sobre Promoción de la justicia y la paz en las universidades, siguiendo los fines del Objetivo 16 de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible, de la ONU para 2030). Este Foro Internacional es el primero de esta naturaleza y se celebrará en Bilbao en marzo de 2020, siguiendo los fines de la Agenda 2030. “Para la Universidad de Deusto es un orgullo ser elegida para ser sede de este evento internacional y así poder impulsar esta dimensión en la vida de las universidades. Se trata de mostrar que las universidades tenemos un papel relevante en la promoción de la justicia y la paz”, ha indicado.

“Deusto es un proyecto humanista de raíces profundas; un proyecto de presente y, sobre todo, un proyecto de futuro. Sí, un proyecto de presente y de futuro comprometido con las necesidades, las demandas y los retos de presente y de futuro”, ha declarado el rector. En este sentido, el rector ha adelantado que, en septiembre de 2020, se comenzará a impartir tres nuevos títulos de grado: Grado en Medicina, Grado en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial, y Grado en Ingeniería Robótica, este último en colaboración con Salesianos Deusto, como hacemos desde el año pasado con Egibide en Gasteiz.

“El binomio universidad-empresa, la formación dual, los puentes con la formación profesional o el emprendimiento no son solo palabras bonitas o deseos, sino que forman ya parte del Deusto del siglo XXI. Y tal y como se contempla en nuestro Plan Estratégico, seguiremos profundizando en el diseño e implementación de titulaciones orientadas a nuevos retos sociales y fronteras del conocimiento y al desarrollo del área de Ciencias de la Salud con nuevas titulaciones de grado ya en ciernes y un modelo innovador de formación e investigación”.

“Junto a los retos globales, los retos del país, los retos de sus territorios, los retos de Bilbao, Donostia o Gasteiz son también nuestros retos. Los proyectos Bilbao ciudad universitaria, Zorrozaurre, el Nagusi Intelligence Center o los proyectos Elkar-EKIN y Vitoria-Gasteiz Lab, por poner solo algunos ejemplos, son también proyectos Deusto”, ha finalizado.

Discurso del rector íntegro. 

La ceremonia ha finalizado con la intervención del Lehendakari del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu. 

Palabras del lehendakari. 

 

 

18/09/2019 - Acto de apertura del curso académico / Ikasturtearen hasierako ekitaldia 2019-2020