Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
05 diciembre 2019Campus Bilbao

Jóvenes de APNABI reciben los diplomas de los cursos de reprografía y productos gráficos

Un total de once jóvenes de APNABI Autismo Bizkaia han recibido los diplomas que acreditan la aprobación de los cursos de capacitación laboral en tareas auxiliares de reprografía y en operaciones de manipulado de productos gráficos, destinados a personas con especiales dificultades de inserción en el mercado de trabajo. Una vez superado este periodo formativo, los chicos y chicas de APNABI inician ahora un periodo de prácticas profesionales.

El acto de entrega, celebrado en la Universidad de Deusto, ha contado con la participación de la diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia, Teresa Laespada, quien ha felicitado a los alumnos y alumnas por el trabajo llevado a cabo, por su dedicación y esfuerzo. Por su parte, Mikel Pulgarín, presidente de APNABI, ha destacado en la apertura del acto la importancia de la colaboración con las instituciones públicas para lograr, precisamente, la inserción laboral de las personas con trastornos del espectro del autismo (TEA), que haga posible una inclusión social efectiva.

El proceso formativo que se ha llevado a cabo forma parte del programa Lanberri, del Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia. La especialización en operaciones de manipulado de productos gráficos, impartida entre los meses de febrero y junio pasados, ha tenido una duración de 350 horas. La correspondiente a tareas auxiliares en reprografía se ha prolongado a lo largo de 200 horas lectivas entre septiembre y noviembre.

APNABI Autismo Bizkaia, por medio del área sociolaboral EntreManos, lleva apostando desde el año 2012 por la formación y capacitación laboral de las personas con TEA con mayores dificultades. La mayor parte de las personas con TEA que finaliza sus estudios carece de cualificación y perfil laboral definido y, en consecuencia, sus expectativas para acceder al mercado de trabajo son bajas.