Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Compliance Officer

Perfil del participante

Dirigido a profesionales...

  • Responsables de Compliance o que están en el ejercicio de esta función que quieren acreditar sus conocimientos.
  • Abogados, Graduados o Licenciados que estén interesados en adquirir conocimientos en la función de Compliance.
  • Profesionales de otras especialidades relacionadas (auditores, responsables de control de riesgos, especialistas en forensics, consultores, etc.) que desean adquirir conocimientos de Compliance.

Curso Compliance Officer

Preparación para el certificado CESCOM 

Personas que quieran ejercer la función de compliance en cualquier país del mundo, con especial hincapié en la legislación española.

Curso International Compliance Officer

Preparación para el certificado ICECOM 

Personas que quieran ejercer la función de compliance en cualquier país del mundo. 

 

La elección de una u otra certificación dependerá de las necesidades concretas y de las expectativas de cada persona.

 

"El 100% del alumnado del curso en Madrid presentado al examen lo ha superado con éxito"

Clara Fernández

Coodinadora del Compliance Officer en Madrid
Abogada y socia de 3CCompliance

¿Qué balance haces de esta primera edición del curso en la sede de Madrid?

Creo que el balance ha sido muy positivo. Nuestro equipo ya tenía experiencia de las ediciones anteriores realizadas en Bilbao y ha podido aplicar lo aprendido para que esta primera edición madrileña haya sido un éxito.

¿Qué aporta el curso de Deusto en comparación con el resto de ofertas que podemos encontrar en Madrid?

Creo que lo que más destacaría de la oferta de Deusto es nuestro enfoque práctico. A mi juicio es importante que el alumnado conozca la teoría de la mano de profesionales experimentados del sector, con distintas especialidades dentro del compliance, que compartan sus experiencias basadas en casos reales. Esta experiencia práctica proporciona una comprensión mucho más profunda del temario y enriquece el aprendizaje y la posibilidad de aplicar lo aprendido a la práctica más fácilmente.

Antes incluso del confinamiento, una alumna ya seguía parte del curso en remoto. ¿Cómo fue la experiencia?

Desde el primer momento pusimos los medios para que esta alumna pudiese seguir en remoto las clases presenciales, sin que ello afectase al desarrollo de la clase, ni restara aprovechamiento para ella. El aprendizaje en remoto no se puede improvisar tan fácilmente. La experiencia obtenida en la facilitación de la clase para esta alumna nos permitió estar preparados y poder reaccionar rápidamente cuando llegó el confinamiento.

¿Cómo fue el paso a presencial en remoto?

En realidad, ya teníamos todo preparado para el seguimiento del curso en remoto, así que cuando la Comunidad de Madrid decidió suspender las clases en los centros universitarios, simplemente enviamos las claves de acceso a todas las alumnas y los alumnos y ese mismo lunes impartimos la primera clase presencial en remoto en el mismo horario que estaba previsto. Tanto alumnado como docentes se adaptaron rápidamente a la nueva modalidad. Creo que ha sido muy positivo el hecho de que tuviéramos un alumnado muy motivado, con mucho interés por sacar el mayor rendimiento posible al curso y muchas ganas de aprender. Todo esto se ha traducido en unas clases muy participativas y dinámicas a pesar de su realización en remoto.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad para las clases durante el periodo de confinamiento?

La mayoría de nuestras alumnas y alumnos tienen puestos de responsabilidad en sus organizaciones y no era fácil poder seguir la clase normalmente en el contexto del confinamiento. Las clases se grababan para que se pudiera acceder a ellas en diferido y no perderse ningún contenido como consecuencia de las obligaciones profesionales. Afortunadamente, la mayor parte del grupo pudo seguir todas o casi todas las clases y participar activamente en las mismas.

La nueva situación también planteó retos para el profesorado, porque no es lo mismo la docencia cara a cara que a través de una pantalla. Afortunadamente contamos con profesionales flexibles que adaptaron sus clases a la nueva situación y creo que lo hicieron con bastante éxito a juzgar por las valoraciones que ha realizado el alumnado. Hemos puesto especial énfasis en los espacios de tutoría, porque pensamos que era especialmente importante en el contexto de la formación a distancia.

¿Y los aspectos positivos?

En una crisis similar, creo que lo esperable hubiera sido que el número de abandonos fuera mayor. La evitación de los traslados, el hecho de que las sesiones se pudiesen visualizar posteriormente y el ambiente de colaboración que se creó fueron muy importantes para conseguirlo.

¿A qué atribuyes los buenos resultados en las pruebas del certificado CESCOM?

Para mí está claro que, haber conseguido el 100% de aprobados entre los que se presentaron a la prueba es mérito de alumnos y alumnas que realizaron un importante esfuerzo en unas circunstancias que no eran las ideales. Quiero pensar que nuestras tutorías y los ejercicios de preparación del examen que les propusimos ayudaron en ese objetivo. Para mí estos resultados han supuesto una enorme satisfacción.

Logo de la Universidad de Deusto

Curso Compliance Officer

¿Qué balance haces de esta primera edición del curso en la sede de Madrid?

Creo que el balance ha sido muy positivo. Nuestro equipo ya tenía experiencia de las ediciones anteriores realizadas en Bilbao y ha podido aplicar lo aprendido para que esta primera edición madrileña haya sido un éxito.

¿Qué aporta el curso de Deusto en comparación con el resto de ofertas que podemos encontrar en Madrid?

Creo que lo que más destacaría de la oferta de Deusto es nuestro enfoque práctico. A mi juicio es importante que el alumnado conozca la teoría de la mano de profesionales experimentados del sector, con distintas especialidades dentro del compliance, que compartan sus experiencias basadas en casos reales. Esta experiencia práctica proporciona una comprensión mucho más profunda del temario y enriquece el aprendizaje y la posibilidad de aplicar lo aprendido a la práctica más fácilmente.

Antes incluso del confinamiento, una alumna ya seguía parte del curso en remoto. ¿Cómo fue la experiencia?

Desde el primer momento pusimos los medios para que esta alumna pudiese seguir en remoto las clases presenciales, sin que ello afectase al desarrollo de la clase, ni restara aprovechamiento para ella. El aprendizaje en remoto no se puede improvisar tan fácilmente. La experiencia obtenida en la facilitación de la clase para esta alumna nos permitió estar preparados y poder reaccionar rápidamente cuando llegó el confinamiento.

¿Cómo fue el paso a presencial en remoto?

En realidad, ya teníamos todo preparado para el seguimiento del curso en remoto, así que cuando la Comunidad de Madrid decidió suspender las clases en los centros universitarios, simplemente enviamos las claves de acceso a todas las alumnas y los alumnos y ese mismo lunes impartimos la primera clase presencial en remoto en el mismo horario que estaba previsto. Tanto alumnado como docentes se adaptaron rápidamente a la nueva modalidad. Creo que ha sido muy positivo el hecho de que tuviéramos un alumnado muy motivado, con mucho interés por sacar el mayor rendimiento posible al curso y muchas ganas de aprender. Todo esto se ha traducido en unas clases muy participativas y dinámicas a pesar de su realización en remoto.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad para las clases durante el periodo de confinamiento?

La mayoría de nuestras alumnas y alumnos tienen puestos de responsabilidad en sus organizaciones y no era fácil poder seguir la clase normalmente en el contexto del confinamiento. Las clases se grababan para que se pudiera acceder a ellas en diferido y no perderse ningún contenido como consecuencia de las obligaciones profesionales. Afortunadamente, la mayor parte del grupo pudo seguir todas o casi todas las clases y participar activamente en las mismas.

La nueva situación también planteó retos para el profesorado, porque no es lo mismo la docencia cara a cara que a través de una pantalla. Afortunadamente contamos con profesionales flexibles que adaptaron sus clases a la nueva situación y creo que lo hicieron con bastante éxito a juzgar por las valoraciones que ha realizado el alumnado. Hemos puesto especial énfasis en los espacios de tutoría, porque pensamos que era especialmente importante en el contexto de la formación a distancia.

¿Y los aspectos positivos?

En una crisis similar, creo que lo esperable hubiera sido que el número de abandonos fuera mayor. La evitación de los traslados, el hecho de que las sesiones se pudiesen visualizar posteriormente y el ambiente de colaboración que se creó fueron muy importantes para conseguirlo.

¿A qué atribuyes los buenos resultados en las pruebas del certificado CESCOM?

Para mí está claro que, haber conseguido el 100% de aprobados entre los que se presentaron a la prueba es mérito de alumnos y alumnas que realizaron un importante esfuerzo en unas circunstancias que no eran las ideales. Quiero pensar que nuestras tutorías y los ejercicios de preparación del examen que les propusimos ayudaron en ese objetivo. Para mí estos resultados han supuesto una enorme satisfacción.

Clara Fernández, Coodinadora del Compliance Officer en Madrid
Abogada y socia de 3CCompliance

Perfil del participante

Dirigido a profesionales...

  • Responsables de Compliance o que están en el ejercicio de esta función que quieren acreditar sus conocimientos.
  • Abogados, Graduados o Licenciados que estén interesados en adquirir conocimientos en la función de Compliance.
  • Profesionales de otras especialidades relacionadas (auditores, responsables de control de riesgos, especialistas en forensics, consultores, etc.) que desean adquirir conocimientos de Compliance.

Curso Compliance Officer

Preparación para el certificado CESCOM 

Personas que quieran ejercer la función de compliance en cualquier país del mundo, con especial hincapié en la legislación española.

Curso International Compliance Officer

Preparación para el certificado ICECOM 

Personas que quieran ejercer la función de compliance en cualquier país del mundo. 

 

La elección de una u otra certificación dependerá de las necesidades concretas y de las expectativas de cada persona.

 

"El 100% del alumnado del curso en Madrid presentado al examen lo ha superado con éxito"

Clara Fernández

Coodinadora del Compliance Officer en Madrid
Abogada y socia de 3CCompliance

¿Qué balance haces de esta primera edición del curso en la sede de Madrid?

Creo que el balance ha sido muy positivo. Nuestro equipo ya tenía experiencia de las ediciones anteriores realizadas en Bilbao y ha podido aplicar lo aprendido para que esta primera edición madrileña haya sido un éxito.

¿Qué aporta el curso de Deusto en comparación con el resto de ofertas que podemos encontrar en Madrid?

Creo que lo que más destacaría de la oferta de Deusto es nuestro enfoque práctico. A mi juicio es importante que el alumnado conozca la teoría de la mano de profesionales experimentados del sector, con distintas especialidades dentro del compliance, que compartan sus experiencias basadas en casos reales. Esta experiencia práctica proporciona una comprensión mucho más profunda del temario y enriquece el aprendizaje y la posibilidad de aplicar lo aprendido a la práctica más fácilmente.

Antes incluso del confinamiento, una alumna ya seguía parte del curso en remoto. ¿Cómo fue la experiencia?

Desde el primer momento pusimos los medios para que esta alumna pudiese seguir en remoto las clases presenciales, sin que ello afectase al desarrollo de la clase, ni restara aprovechamiento para ella. El aprendizaje en remoto no se puede improvisar tan fácilmente. La experiencia obtenida en la facilitación de la clase para esta alumna nos permitió estar preparados y poder reaccionar rápidamente cuando llegó el confinamiento.

¿Cómo fue el paso a presencial en remoto?

En realidad, ya teníamos todo preparado para el seguimiento del curso en remoto, así que cuando la Comunidad de Madrid decidió suspender las clases en los centros universitarios, simplemente enviamos las claves de acceso a todas las alumnas y los alumnos y ese mismo lunes impartimos la primera clase presencial en remoto en el mismo horario que estaba previsto. Tanto alumnado como docentes se adaptaron rápidamente a la nueva modalidad. Creo que ha sido muy positivo el hecho de que tuviéramos un alumnado muy motivado, con mucho interés por sacar el mayor rendimiento posible al curso y muchas ganas de aprender. Todo esto se ha traducido en unas clases muy participativas y dinámicas a pesar de su realización en remoto.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad para las clases durante el periodo de confinamiento?

La mayoría de nuestras alumnas y alumnos tienen puestos de responsabilidad en sus organizaciones y no era fácil poder seguir la clase normalmente en el contexto del confinamiento. Las clases se grababan para que se pudiera acceder a ellas en diferido y no perderse ningún contenido como consecuencia de las obligaciones profesionales. Afortunadamente, la mayor parte del grupo pudo seguir todas o casi todas las clases y participar activamente en las mismas.

La nueva situación también planteó retos para el profesorado, porque no es lo mismo la docencia cara a cara que a través de una pantalla. Afortunadamente contamos con profesionales flexibles que adaptaron sus clases a la nueva situación y creo que lo hicieron con bastante éxito a juzgar por las valoraciones que ha realizado el alumnado. Hemos puesto especial énfasis en los espacios de tutoría, porque pensamos que era especialmente importante en el contexto de la formación a distancia.

¿Y los aspectos positivos?

En una crisis similar, creo que lo esperable hubiera sido que el número de abandonos fuera mayor. La evitación de los traslados, el hecho de que las sesiones se pudiesen visualizar posteriormente y el ambiente de colaboración que se creó fueron muy importantes para conseguirlo.

¿A qué atribuyes los buenos resultados en las pruebas del certificado CESCOM?

Para mí está claro que, haber conseguido el 100% de aprobados entre los que se presentaron a la prueba es mérito de alumnos y alumnas que realizaron un importante esfuerzo en unas circunstancias que no eran las ideales. Quiero pensar que nuestras tutorías y los ejercicios de preparación del examen que les propusimos ayudaron en ese objetivo. Para mí estos resultados han supuesto una enorme satisfacción.

Logo de la Universidad de Deusto

Curso Compliance Officer

¿Qué balance haces de esta primera edición del curso en la sede de Madrid?

Creo que el balance ha sido muy positivo. Nuestro equipo ya tenía experiencia de las ediciones anteriores realizadas en Bilbao y ha podido aplicar lo aprendido para que esta primera edición madrileña haya sido un éxito.

¿Qué aporta el curso de Deusto en comparación con el resto de ofertas que podemos encontrar en Madrid?

Creo que lo que más destacaría de la oferta de Deusto es nuestro enfoque práctico. A mi juicio es importante que el alumnado conozca la teoría de la mano de profesionales experimentados del sector, con distintas especialidades dentro del compliance, que compartan sus experiencias basadas en casos reales. Esta experiencia práctica proporciona una comprensión mucho más profunda del temario y enriquece el aprendizaje y la posibilidad de aplicar lo aprendido a la práctica más fácilmente.

Antes incluso del confinamiento, una alumna ya seguía parte del curso en remoto. ¿Cómo fue la experiencia?

Desde el primer momento pusimos los medios para que esta alumna pudiese seguir en remoto las clases presenciales, sin que ello afectase al desarrollo de la clase, ni restara aprovechamiento para ella. El aprendizaje en remoto no se puede improvisar tan fácilmente. La experiencia obtenida en la facilitación de la clase para esta alumna nos permitió estar preparados y poder reaccionar rápidamente cuando llegó el confinamiento.

¿Cómo fue el paso a presencial en remoto?

En realidad, ya teníamos todo preparado para el seguimiento del curso en remoto, así que cuando la Comunidad de Madrid decidió suspender las clases en los centros universitarios, simplemente enviamos las claves de acceso a todas las alumnas y los alumnos y ese mismo lunes impartimos la primera clase presencial en remoto en el mismo horario que estaba previsto. Tanto alumnado como docentes se adaptaron rápidamente a la nueva modalidad. Creo que ha sido muy positivo el hecho de que tuviéramos un alumnado muy motivado, con mucho interés por sacar el mayor rendimiento posible al curso y muchas ganas de aprender. Todo esto se ha traducido en unas clases muy participativas y dinámicas a pesar de su realización en remoto.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad para las clases durante el periodo de confinamiento?

La mayoría de nuestras alumnas y alumnos tienen puestos de responsabilidad en sus organizaciones y no era fácil poder seguir la clase normalmente en el contexto del confinamiento. Las clases se grababan para que se pudiera acceder a ellas en diferido y no perderse ningún contenido como consecuencia de las obligaciones profesionales. Afortunadamente, la mayor parte del grupo pudo seguir todas o casi todas las clases y participar activamente en las mismas.

La nueva situación también planteó retos para el profesorado, porque no es lo mismo la docencia cara a cara que a través de una pantalla. Afortunadamente contamos con profesionales flexibles que adaptaron sus clases a la nueva situación y creo que lo hicieron con bastante éxito a juzgar por las valoraciones que ha realizado el alumnado. Hemos puesto especial énfasis en los espacios de tutoría, porque pensamos que era especialmente importante en el contexto de la formación a distancia.

¿Y los aspectos positivos?

En una crisis similar, creo que lo esperable hubiera sido que el número de abandonos fuera mayor. La evitación de los traslados, el hecho de que las sesiones se pudiesen visualizar posteriormente y el ambiente de colaboración que se creó fueron muy importantes para conseguirlo.

¿A qué atribuyes los buenos resultados en las pruebas del certificado CESCOM?

Para mí está claro que, haber conseguido el 100% de aprobados entre los que se presentaron a la prueba es mérito de alumnos y alumnas que realizaron un importante esfuerzo en unas circunstancias que no eran las ideales. Quiero pensar que nuestras tutorías y los ejercicios de preparación del examen que les propusimos ayudaron en ese objetivo. Para mí estos resultados han supuesto una enorme satisfacción.

Clara Fernández, Coodinadora del Compliance Officer en Madrid
Abogada y socia de 3CCompliance