Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Cities

La aceleración del tiempo y la globalización del espacio han constreñido la distancia entre conceptos como mundo, sociedad y ciudad, a la vez que han ampliado el significado de términos como territorio, medio ambiente, socio-demografía, educación, política, economía, salud, ocio o identidades.

Observamos las ciudades glocales, con presencia activa en un mundo global y acelerado, en el que han sabido crear las condiciones para preservar y poner en valor lo más interesante y atractivo de su propia identidad, de su particular manera de relacionarse con el entorno en el que viven. Pero, al mismo tiempo, han sido capaces de ofrecérselo al mundo como digna contribución a la construcción de la universalidad. Y lo han hecho con un óptimo resultado: garantizar la pervivencia de su propia expresión en un mundo global.

Un planeta en el que pertenecemos a un único espacio continuo y tiempo acelerado, pero en el que estas ciudades han abierto hueco para los espacios discontinuos y los tiempos desacelerados.

La ciudad en un mundo acelerado y globalizado

Las ciudades en las que vivimos requieren de miradas holísticas que nos ayuden en la búsqueda de respuestas eficaces a los retos planteados. Percibimos que ni siquiera el giro de una cabeza de búho —270º— resultaría suficiente para no perder ripio de lo que acontece en cada rincón, en tantos centros y periferias. Necesitaríamos completar una mirada de 360º para poder contemplar la realidad en su complejidad actual. La finalidad última de la tarea emprendida es hacer de las ciudades lugares mejores, generadores de felicidad, bienestar y bienser, para las personas que las habitan y visitan, atendiendo cada caso y siendo permeables a cada circunstancia.

Es esta una invitación, serena pero firme, a romper los moldes de lo disciplinar y lo sectorial, porque se quedan cortos y miopes ante tamaño reto. Una mirada transdisciplinar y transectorial de la ciudad que aborda de modo integral y conjunto: el territorio, el medioambiente, la población, la economía, la educación, la política, la cultura, la salud... Una mirada profunda de la complejidad que supone su compacidad, creatividad, competitividad y cohesión y una mirada relacional que infiere en las relaciones entre instituciones, empresas, entidades sociales y ciudadanía, identificando los flujos de información, comunicación, co-creación y experiencia compartidos entre ellos.

Tiempo y Espacio

Mediante una mirada transdiciplinar contemplamos la compacidad de la ciudad, fijamos nuestra atención en el grado de integración de centros y periferias, de los espacios, pero también de las personas y grupos que los habitan. Rescatamos la calidad y calidez del diseño urbano. Evaluamos los modos más o menos armónicos, equilibrados, sostenibles e inteligentes de unir: la planificación, ordenación, regeneración y revitalización del territorio; los espacios abiertos, las edificaciones y viviendas; las redes y sistemas energéticos; el transporte y movilidad; las comunicaciones, redes y conectividad.

Al observar la creatividad en la ciudad, tornamos nuestros ojos al modelo de enseñanza-aprendizaje y los mecanismos de fomento de la innovación y el emprendimiento. Sentimos la necesidad de conocer el grado de desarrollo del: diseño, ocio, artes escénicas, música, espectáculos deportivos, artes visuales, arquitectura, medios de comunicación, publicidad y marketing, edición y los medios impresos, medios y contenidos digitales, práctica deportiva, industrias de la lengua, moda, gastronomía, videojuegos, recreación, turismo o patrimonio cultural.

Cuando analizamos la competitividad de la ciudad, nuestro rictus recompensa el afán de auto-superación de la comunidad, que potencia su atractivo y magnetismo. Es una mirada que se asocia con conceptos tales como: la diversificación, especialización y excelencia; la industrialización, servicios avanzados, industrias creativas y de intangibles; la productividad e innovación; la generación de puestos de trabajo de calidad; la economía colaborativa; la internacionalización, diplomacia de las ciudades, city-branding y posicionamiento global; la financiación y fiscalidad.

Pero no hay ciudad sin alma y ésta no subsiste desgarrada. La cohesión encuentra infinidad de cantones y recovecos en los que hacer ciudad: diálogo transcultural de identidades culturales, religiosas y de valores diversos; igualdad de género; carácter amigable de la urbe para con la infancia, los jóvenes o los mayores; accesibilidad universal; inclusión social; lucha contra las pobrezas; o empleabilidad. La mirada trans no se conforma con alcanzar la ciudad cohesionada, se empeña en hacerla cohesiva, activa en la promoción de la equidad y la justicia.

La mirada transectorial impulsa liderazgos colaborativos que, partiendo de los intereses particulares de cada sector, avancen sobre el bien común (la felicidad —bienestar y bienser— del mayor número posible de personas y ciudadanos). A través de profundizar en la gobernanza democrática reforzada y con los valores de transparencia, confianza, corresponsabilidad y complicidad.

Las ciudades con presente y con futuro son polos de concentración de talento, conocimiento, desarrollo e innovación. Potencian palancas de transformación tales como la compacidad, creatividad, competitividad y cohesión. Pero, fundamentalmente, desde una mirada 360º, desarrollan estilos de liderazgo colaborativo que implican a instituciones, empresas, entidades sociales y ciudadanía. Y configuran modelos de gobernanza democráticos que profundizan en una experiencia compartida y cómplice.

Nuestras ciudades y municipios inician un nuevo mandato. En la que las personas al frente de sus gobiernos anhelan atender las demandas de sus habitantes, responder a sus necesidades de acuerdo con los recursos disponibles, y ser atractivas y hospitalarias para con sus visitantes. Pero, la cuestión es por dónde empezar, dónde poner el acento y los limitados medios disponibles.

Ciudad Coopetitiva

Ciudad Coopetitiva

La eficiencia, la sostenibilidad, la optimización de recursos y el desarrollo económico de la ciudad para que esta resulte más competitiva, son retos que han de ser afrontados desde la cooperación.

Ciudad Creativa

Ciudad Creativa

La innovación y el emprendimiento como fruto de la educación y las posibilidades de desarrollo personal que facilita la ciudad.

Ciudad Compacta

Ciudad Compacta

Planificación de la ciudad en términos de territorio, desarrollo sostenible, servicios e infraestructuras.

Ciudad Cohesiva

Ciudad Cohesiva

La ciudad debería facilitar la cohesión social y el bienestar de las personas en la búsqueda del mayor grado posible de bienser y felicidad.