This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
08 July 2022Bilbao Campus

Gobierno Vasco y Orkestra firman un convenio para profundizar en la dimensión económica y competitiva de las Industrias Culturales y Creativas

El Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco y Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad (Fundación Deusto) han firmado un acuerdo de colaboración para el conjunto de la legislatura, para impulsar la investigación sobre las Industrias Culturales y Creativas (ICC), un sector que desempeña un papel importante en el fomento de la economía, la creación de empleo y la innovación.

El convenio ha sido presentado hoy en Bilbao por el consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, y la directora general de Orkestra, Mari Jose Aranguren, y pivota sobre tres ejes fundamentales sobre los que ambas instituciones han acordado trabajar: profundizar en la dimensión y cuantificación económica de la actividad cultural en la Comunidad Autónoma de Euskadi (CAE) y en la implantación de políticas para su desarrollo, definir el posicionamiento de las actividades culturales ante las tres transiciones de la economía vasca y analizar la relación entre la dimensión económica de la actividad cultural y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Las ICC son un sector de alto crecimiento. Así han sido identificadas por la Comisión Europea, dado que afectan positivamente a otras industrias y están en condiciones de actuar como catalizadoras de la innovación y la competitividad. En los últimos años, numerosas estadísticas han probado la creciente relevancia del sector y su impacto en el desarrollo de la economía y la revitalización de las ciudades.

A pesar de esta positiva posición de partida, el Gobierno Vasco es consciente de los desafíos a los que se enfrenta el sector, entre otras cosas, por el pequeño tamaño de sus empresas, la intangibilidad de sus activos o su falta de visibilidad. Por ello, Zupiria ha destacado la necesidad de investigar sobre las ICC “para equipararlas al resto de sectores económicos de la CAE y desarrollar un enfoque estratégico integral para impulsar la competitividad de nuestro territorio”.
El consejero de Cultura y Política Lingüística Bingen Zupiria ha subrayado que los estudios presentados “permitirán contar en primer lugar con unos criterios claros para clasificar las actividades que incluimos en el ámbito de las industrias culturales y creativas, así como contar con datos que nos permitirán compararnos con otras actividades económicas en Euskadi, o en otros ámbitos, así como afinar mejor en las políticas públicas que desde las administraciones públicas vascas fomentamos”.

Según Mari Jose Aranguren, Orkestra está inmerso en el proceso de liderar un modelo de competitividad al servicio del bienestar de las personas en el que todos los actores del territorio se alineen para aprovechar las nuevas oportunidades en torno a las tres transiciones. “Las ICC pueden tener un papel transversal para lograr la transformación de la sociedad hacia un modelo más sostenible e inclusivo, por tanto, investigar sobre el papel que pueden jugar en las grandes transiciones está muy ligado con nuestra misión”, ha afirmado.

Más allá de la dimensión económica, ambas entidades conciben la cultura como un elemento de construcción de identidad de las personas y de la sociedad en su conjunto. Además de ser una actividad generadora de empleo y riqueza, ambas instituciones quieren resaltar el valor de la cultura como vector para la integración social. Por tanto, las políticas culturales que se quieren desarrollar, han de favorecer el crecimiento inclusivo, inteligente y sostenible del sector deseado para la CAE y las investigaciones hoy presentadas suponen un firme compromiso para ello.

Primeros resultados de la colaboración

Los primeros resultados de esta colaboración se han materializado en una colección de publicaciones de libre acceso disponibles en la web del Observatorio Vasco de Cultura bajo el título Estudios de posicionamiento de las ICC.

El primero de los informes, “Perímetro de las Industrias Culturales y Creativas en la CAE” presenta una revisión del perímetro de las ICC para la CAE y delimitar así el sector y ser base para abordar futuras investigaciones. Esta delimitación sirve para que las políticas de fomento y desarrollo de las ICC cuenten con una perspectiva práctica que permita una implantación focalizada.

Con ese punto de partida, el segundo informe aborda la dimensión económica del sector. Según el análisis, en 2019 las ICC de Euskadi estaban compuestas por un total de 16.886 empresas que daban empleo a 33.983 personas, lo que suponía el 3,84% del empleo total. Concretamente, las industrias creativas empleaban a 13.433 personas en 9.737 empresas y las industrias culturales empleaban a 20.550 personas en 7.149 empresas. Este informe ha permitido, por un lado, entender la oferta y demanda de productos o servicios culturales y creativos y la actividad económica que estas generan en cascada y por otro, identificar problemas homogéneos entre distintas actividades, aunque pertenezcan a cadenas de valor distintas.

El último de los informes publicados hasta el momento se centra en el impacto de la pandemia en las ICC, uno de los primeros sectores en verse afectado por las restricciones y uno de los últimos en retomar su actividad económica con normalidad. El estudio señala que, en total, las ICC de la CAE perdieron 243 empresas en 2020, lo que supuso una caída del 1,45%. Las actividades creativas acusaron una mayor caída, cifrándose en 2,11 %, frente al 0,56% de pérdida de las actividades culturales. En cuanto a lo ocurrido al empleo del conjunto del sector ICC, durante 2020 se perdieron 563 empleos, lo que representa un descenso del 1,66 %.

Si hablamos en términos de facturación del sector y comparamos datos del 2020 respecto al 2019, las actividades culturales y creativas muestran una caída de casi un -29% para el sector cultural y de un -32% para el sector creativo. Son datos parciales y orientativos ya que no se dispone de datos para las pequeñas empresas, pero no se puede negar la fuerte caída que ha sufrido el sector.

Acceso a las publicaciones.