This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
19 November 2021Bilbao Campus

Deusto acoge la jornada II Cumbre FEDEPE con Mujeres Siglo XXI

La Universidad acogió el pasado 19 de noviembre la II Cumbre de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) con la asociación Mujeres Siglo XXI. Un acto, en el que colaboró la Facultad de Derecho, y que fue inaugurado, por el rector de Deusto José María Guibert. En la apertura institucional también estuvieron Ana Bujaldón, presidenta de FEDEPE; Carmen Miral, presidenta Mujer Siglo XXI; Teresa Laespada, diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia; y Juan María Aburto, alcalde de Bilbao. La clausura corrió a cargo de Beatriz Artolazabal, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

La jornada se dividió en cuatro bloques. Primero, se trató la cuestión de la mujer y el empleo, y su papel fundamental en la reactivación económica. En el segundo, se discutió el talento femenino y revolución tecnológica, centrándose en los nuevos modelos de digitalización, sostenibilidad y diversidad. Tercero, se debatió el reto que supone para las mujeres emprendedoras la internacionalización. Y por último, se habló sobre la mujer y la salud en la era COVID.

Durante el acto, se destacó sobre todo la amenaza que ha supuesto el Covid para las mujeres en el mundo laboral. El teletrabajo ha impedido que estén en el centro de la empresa, ya que tienen que hacer doble esfuerzo en sacar adelante el hogar y el trabajo. Además, los empleos que más afectados se han visto en la pandemia son aquellos que cuentan con una mayor presencia femenina como sanidad, servicios sociales y alimentación. Por lo tanto, las participantes quisieron dejar claro que las mujeres de España siguen contando con una gran desigualdad laboral, brecha salarial y prejuicios de capacidades de género que se ha agrandado con la pandemia, y exigieron una educación que rompa con los estereotipos.