This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
05 October 2018Bilbao Campus

El gobernador del Banco de España participa en Deusto en un foro de reflexión sobre banca, rentabilidad y normalización monetaria

KPMG, la Universidad de Deusto, Deusto Business Alumni y El Correo celebraron el 5 de octubre la Jornada Banca, Rentabilidad y Normalización monetaria, un foro de reflexión sobre los principales retos que tienen en la actualidad las entidades financieras, particularmente en Euskadi. En este encuentro participó el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, con una conferencia sobre “Los retos del sector bancario español” en la que advirtió sobre las entidades financieras españolas porque no han terminado aún de digerir los efectos negativos de la crisis económica que ha padecido el país en la última década y puso en evidencia su baja rentabilidad. Por otro lado, también animó a los bancos a ser «cuidadosos con los riesgos» que asumen en el crédito al consumo.

En la sesión intervino Alberto Alberdi, viceconsejero de Economía del Gobierno vasco, quien aprovechó la ocasión para reiterar el compromiso del Ejecutivo vasco con el control del gasto público, para intentar terminar ya este año sin déficit. Además habló sobre el hecho de que haya comenzado ya a notarse la respuesta a la demanda de incrementos salariales realizada desde la Administración vasca, calificándolo de éxito. Por su parte, el presidente de KPMG en España, Hilario Albarracín, puso el énfasis en el reto de la revolución digital en la que ya están metidas las entidades financieras y también en algunos problemas reales que plantea para la cuenta de resultados.

Así, la jornada también incluyó una entrevista al presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, que le realizó Pedro González Millán, socio del Sector Financiero de KPMG de España, en la que se mostró muy crítico con la descoordinación que existe entre los organismos supervisores del sector. Aunque reconoció que la nueva regulación implantada en los últimos años y la elevación de las exigencias de disciplina «nos han hecho mejores», también reconoció que la supervisión nos está matando. Una apelación al gran número de recursos económicos, humanos y técnicos que deben dedicar las entidades para atender a las exigencias de información de diversos organismos.

Francisco Uría, socio responsable del sector financiero de KPMG, en las conclusiones de la jornada, comentó que debe dejarse a los bancos que terminen su tarea de saneamiento, porque el sector no está para nuevos requerimientos de impuestos. Además, llamó la atención sobre el hecho de que los «activos dudosos» de la banca aún mantienen niveles excesivamente altos, lo que provoca no sólo problemas en sus cuentas de resultados sino también dificultades para incrementar la concesión de créditos y con ello el estímulo del conjunto de la economía.

La jornada terminó con las palabras de Mikel Larreina, vicedecano de Deusto Business School.