This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
17 November 2020San Sebastian Campus

¿Cuánto dependen los importadores vascos de un solo país? análisis de Asier Minondo, profesor de Deusto Business School

Asier Minondo, profesor de Deusto Business School en el campus de Donostia analiza para diariovasco.com en el blog “Ekonomiaren Plaza” el grado de dependencia de los importadores vascos respecto a un solo país.

Tal y como indica Mindono, la crisis de la Covid-19 ha mostrado que una medida de confinamiento en un país situado a miles de kilómetros de distancia puede provocar la paralización de un proceso de producción en el País Vasco. Siguiendo una metodología similar a la de Cernat y Guinea (2020), calcula el número de países de los que una empresa vasca importa un producto. Para realizar este cálculo, utiliza datos del Departamento de Aduanas, y define un producto como un código de 8 dígitos de la Nomenclatura Combinada (aproximadamente 9.000 productos). En 2019 la mediana de las empresas vascas solamente tenía un país suministrador para cada producto importado y la media de países suministradores por producto era de 1,5. Este resultado indica que las empresas vascas son muy vulnerables a problemas en el país suministrador. En España, la mediana de las empresas también tenía un solo país suministrador por producto, y la media era de 1,6.

La dependencia es similar entre las empresas que importan y exportan, y las empresas que solamente importan. En las primeras el número medio de países suministradores por producto es de 1,5, mientras que en las segundas es de 1,4. En España, las medias se sitúan en 1,8 y 1,3, respectivamente. Los países que más se repiten como únicos suministradores son China (21%), Alemania (16%), e Italia (11%). Durante el primer semestre de 2020, que incluye los cuatro meses en los que estuvo en vigor el primer estado de alarma, la mediana de países suministradores por empresa y producto se mantuvo en uno, y la media se redujo a 1,3.

Para medir la vulnerabilidad del País Vasco respecto a un único país suministrador, se suma el valor de las importaciones de aquellos productos en los que las empresas vascas tienen un único suministrador y se divide esta suma entre el total de las importaciones vascas en 2019. El 22% de las importaciones vascas tuvieron un único país suministrador, y la mitad de las importaciones vascas se originaron en tres o menos países suministradores. En España, la dependencia de un único país suministrador se situó en el 19%. La dependencia del País Vasco se agudiza durante el primer semestre de 2020: el porcentaje de importaciones que provienen de un solo país se eleva al 33% y casi el 50% de las importaciones proviene de dos países o menos. En todo caso, estos porcentajes no se pueden comparar con los de 2019, ya que solamente incluyen los seis primeros meses.

Tal y como indica Asier: es probable que la crisis de la Covid-19 impulse a las empresas vascas a diversificar su cartera de suministradores. Como señalan Díaz-Mora y otros (2020), es probable que estos nuevos suministradores se ubiquen en países geográficamente cercanos y que participen en los mismos acuerdos comerciales, para responder rápidamente a posibles cambios en la demanda y reducir el riesgo de que se alteren las reglas de comercio. En todo caso, encontrar nuevos suministradores no es una tarea sencilla, especialmente en aquellos casos en los que los productos intermedios se tienen que adaptar a las características de la empresa importadora.

Post completo, aquí