Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Programas in company en Big Data y Business Analytics

Campus Bilbao, Campus San Sebastián, Sede Madrid | Cursos y seminarios | Formato: A medida

Presentación


El paradigma de Big Data (la gran cantidad de datos que estamos generando en nuestras sociedades contemporáneas), está haciendo reflexionar a muchas personas y organizaciones. Estas tecnologías y arquitecturas de Big Data están cada día más presentes en nuestras conversaciones, dados los éxitos que han provocado en muchos contextos (los Papeles de Panamá, las tarjetas de fidelización, las redes sociales, el propio buscador de Google, etc.).

Ante la gran cantidad y variedad de datos que disponen las empresas, no les está quedando más remedio que implantar soluciones que les permitan extraer conocimiento de los mismos empleando estas tecnologías. Por ello, hay cada vez un mayor número de empresas que soportan sus decisiones estratégicas y operativas sobre tecnologías de Big Data. Nuevos paradigmas y tecnologías que permiten extraer datos heterogéneos, integrarlos, mejorar su calidad, procesarlos, visualizarlos e incluso, permitir su reutilización.

Estamos hablando de nuevos sistemas que, en muchas ocasiones, las empresas todavía desconocen, dado que su grado de implantación es todavía bajo. Sin embargo, la tecnología, por muy buena que sea, no descubre por sí sola. Alguien debe hacerle las preguntas más acertadas, y en segundo lugar, alguien tiene que entender los resultados que nos devuelve. Ahí es donde la ciencia de datos, o el proceso de interrogación a los datos para extraer conocimiento cobra su sentido y valor. Y, la visualización de las conclusiones, permite cerrar el círculo de poner en valor el dato con el aprovechamiento de tecnologías de Big Data. 

Presentación


El paradigma de Big Data (la gran cantidad de datos que estamos generando en nuestras sociedades contemporáneas), está haciendo reflexionar a muchas personas y organizaciones. Estas tecnologías y arquitecturas de Big Data están cada día más presentes en nuestras conversaciones, dados los éxitos que han provocado en muchos contextos (los Papeles de Panamá, las tarjetas de fidelización, las redes sociales, el propio buscador de Google, etc.).

Ante la gran cantidad y variedad de datos que disponen las empresas, no les está quedando más remedio que implantar soluciones que les permitan extraer conocimiento de los mismos empleando estas tecnologías. Por ello, hay cada vez un mayor número de empresas que soportan sus decisiones estratégicas y operativas sobre tecnologías de Big Data. Nuevos paradigmas y tecnologías que permiten extraer datos heterogéneos, integrarlos, mejorar su calidad, procesarlos, visualizarlos e incluso, permitir su reutilización.

Estamos hablando de nuevos sistemas que, en muchas ocasiones, las empresas todavía desconocen, dado que su grado de implantación es todavía bajo. Sin embargo, la tecnología, por muy buena que sea, no descubre por sí sola. Alguien debe hacerle las preguntas más acertadas, y en segundo lugar, alguien tiene que entender los resultados que nos devuelve. Ahí es donde la ciencia de datos, o el proceso de interrogación a los datos para extraer conocimiento cobra su sentido y valor. Y, la visualización de las conclusiones, permite cerrar el círculo de poner en valor el dato con el aprovechamiento de tecnologías de Big Data.