Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Intervención en Violencia Contra las Mujeres

Campus Bilbao | Máster Universitario

Presentación

Master seleccionado por El MundoDada la enorme gravedad de la problemática de la violencia contra las mujeres y la urgencia por la transformación social, este máster de carácter profesionalizante tiene como objetivo principal capacitar a profesionales de diversas disciplinas para intervenir, coordinada y multidisciplinarmente, en el ámbito de la violencia contra las mujeres, dotándoles de las competencias necesarias para diseñar, planificar, gestionar, ejecutar y evaluar intervenciones asistenciales, psicosociales, educativas, socio-sanitarias y/o jurídicas, desde una visión holística de la intervención, que contemple los múltiples factores que inciden en las necesidades de las mujeres y su contexto.

Entrevistas y opiniones del profesorado

 

Logo de la Universidad de Deusto

Entrevista a Mª Isabel Menéndez Menéndez

- Has trabajado muy extensamente sobre comunicación y género, en particular, sobre la imagen o imágenes de la mujer que transmiten los medios de comunicación. ¿Cómo es esa imagen actualmente y qué consecuencias puede tener?

Los estudios sobre representación de las mujeres interesan a las investiga doras desde hace tiempo y, desgraciadamente, aunque ha cambiado muchísimo el rol de las mujeres en la sociedad, no lo ha hecho la forma en que aparecemos en los medios de comunicación. Es frecuente el uso de estereotipos e incluso de valoraciones machistas pero también sigue siendo muy problemática la invisibilidad: el hecho es que apenas hay mujeres protagonizando noticias, como si no aportáramos nada al mundo, como si no existiéramos.Esta ausencia de representación es perniciosa porque impide crear modelos, porque consolida un mundo androcéntrico en el que la medida de todas las cosas es lo masculino, porque en definitiva es una representación falsa que sin embargo se intenta hacer pasar por equilibrada.


- ¿Qué causa o causas tendría este tratamiento mediático del que nos hablas?

La realidad es que, a pesar de los avances, seguimos contando con una educación y unasociedad patriarcales. Por ejemplo, apenas se ha avanzado en incorporar al canon científico, artístico o intelectual los nombres y aportaciones de las mujeres. Además, no es un secreto que la última década asiste a una gran involución que está afectando a los derechos de las mujeres. Obviamente la causa es multifactorial pero sí se puede verificar que el tratamiento mediático sexista se produce en todos grados de violencia simbólica y/o verbal.
 

- Isabel, has recibido el premio de investigación sobre violencia de género de la Universidad de las Islas Baleares. Me interesa mucho también tu opinión sobre el tratamiento que se hace actualmente en los medios de este grave problema social.

En mi investigación he confirmado los resultados de otros estudios. En España, se ha conseguido que todo asesinato de una mujer a manos de su pareja o ex pareja aparezca en los informativos y periódicos, y eso es muy positivo. Sin embargo, no ha mejorado todo lo que sería deseable la calidad de esas informaciones, que siguen presentando muchos problemas que indican que no se ha incorporado la formación en género en la formación de profesionales de los medios.


- Teniendo en cuenta lo que hemos hablado, ¿qué cambios tendrían que producirse en tu opinión en el tratamiento de la violencia contra las mujeres?

Quienes ejercen el periodismo necesitan una formación básica sobre terminología, sobre legislación, sobre sexismo… ello permitiría que abordaran estas informaciones con garantías, dejando de lado cuestiones como buscar explicaciones a la conducta de los agresores, tratar desigualmente a las víctimas, revelar prejuicios machistas, no saber encontrar las fuentes adecuadas para las noticias, etc. Quizá existe entre las y los profesionales una actitud de no tolerar el problema pues creo que en eso hemos avanzado, pero les faltan herramientas profesionales para realizar una buena información sobre algo tan delicado y difícil.

- ¿Y, en general, en el ámbito de la comunicación y el género?

En la comunicación los avances son todavía más deficientes porque, si bien en la violencia, como he dicho, es probable que la mayoría de personas tenga sensibilización hacia el asunto, lo cierto es que cuando hablamos de otras formas de sexismo, es más difícil conseguir tolerancia cero. Entre otras razones porque hay muchas conductas machistas que se toleran e incluso se apoyan y eso explica la persistencia de problemas como la invisibilidad o la exhibición tan frecuente de prejuicios sobre las mujeres.
También, es necesario un ejercicio de autocrítica, para analizar cuál es la posición se tiene respecto a la discriminación y la igualdad. Aunque me gustaría que el mundo fuera de otra manera, la realidad es que no todas las personas comparten la idea de que hombres y mujeres deben tener exactamente los mismos derechos y las mismas oportunidades. Aunque la corrección política obliga a manifestarse a favor de la igualdad, los hechos revelan que no todo el mundo trabaja por ella. Y en los medios la tarea pendiente es enorme, no hay más que asomarse a la pantalla de televisión o a las páginas de los periódicos para ver el rol que se reserva a las mujeres, casi siempre poco prestigioso e incluso como se las menciona de forma peyorativa.
 

Mª Isabel Menéndez Menéndez., Experta Universitaria en Estudios de las Mujeres

Presentación

Master seleccionado por El MundoDada la enorme gravedad de la problemática de la violencia contra las mujeres y la urgencia por la transformación social, este máster de carácter profesionalizante tiene como objetivo principal capacitar a profesionales de diversas disciplinas para intervenir, coordinada y multidisciplinarmente, en el ámbito de la violencia contra las mujeres, dotándoles de las competencias necesarias para diseñar, planificar, gestionar, ejecutar y evaluar intervenciones asistenciales, psicosociales, educativas, socio-sanitarias y/o jurídicas, desde una visión holística de la intervención, que contemple los múltiples factores que inciden en las necesidades de las mujeres y su contexto.

Entrevistas y opiniones del profesorado

 

Logo de la Universidad de Deusto

Entrevista a Mª Isabel Menéndez Menéndez

- Has trabajado muy extensamente sobre comunicación y género, en particular, sobre la imagen o imágenes de la mujer que transmiten los medios de comunicación. ¿Cómo es esa imagen actualmente y qué consecuencias puede tener?

Los estudios sobre representación de las mujeres interesan a las investiga doras desde hace tiempo y, desgraciadamente, aunque ha cambiado muchísimo el rol de las mujeres en la sociedad, no lo ha hecho la forma en que aparecemos en los medios de comunicación. Es frecuente el uso de estereotipos e incluso de valoraciones machistas pero también sigue siendo muy problemática la invisibilidad: el hecho es que apenas hay mujeres protagonizando noticias, como si no aportáramos nada al mundo, como si no existiéramos.Esta ausencia de representación es perniciosa porque impide crear modelos, porque consolida un mundo androcéntrico en el que la medida de todas las cosas es lo masculino, porque en definitiva es una representación falsa que sin embargo se intenta hacer pasar por equilibrada.


- ¿Qué causa o causas tendría este tratamiento mediático del que nos hablas?

La realidad es que, a pesar de los avances, seguimos contando con una educación y unasociedad patriarcales. Por ejemplo, apenas se ha avanzado en incorporar al canon científico, artístico o intelectual los nombres y aportaciones de las mujeres. Además, no es un secreto que la última década asiste a una gran involución que está afectando a los derechos de las mujeres. Obviamente la causa es multifactorial pero sí se puede verificar que el tratamiento mediático sexista se produce en todos grados de violencia simbólica y/o verbal.
 

- Isabel, has recibido el premio de investigación sobre violencia de género de la Universidad de las Islas Baleares. Me interesa mucho también tu opinión sobre el tratamiento que se hace actualmente en los medios de este grave problema social.

En mi investigación he confirmado los resultados de otros estudios. En España, se ha conseguido que todo asesinato de una mujer a manos de su pareja o ex pareja aparezca en los informativos y periódicos, y eso es muy positivo. Sin embargo, no ha mejorado todo lo que sería deseable la calidad de esas informaciones, que siguen presentando muchos problemas que indican que no se ha incorporado la formación en género en la formación de profesionales de los medios.


- Teniendo en cuenta lo que hemos hablado, ¿qué cambios tendrían que producirse en tu opinión en el tratamiento de la violencia contra las mujeres?

Quienes ejercen el periodismo necesitan una formación básica sobre terminología, sobre legislación, sobre sexismo… ello permitiría que abordaran estas informaciones con garantías, dejando de lado cuestiones como buscar explicaciones a la conducta de los agresores, tratar desigualmente a las víctimas, revelar prejuicios machistas, no saber encontrar las fuentes adecuadas para las noticias, etc. Quizá existe entre las y los profesionales una actitud de no tolerar el problema pues creo que en eso hemos avanzado, pero les faltan herramientas profesionales para realizar una buena información sobre algo tan delicado y difícil.

- ¿Y, en general, en el ámbito de la comunicación y el género?

En la comunicación los avances son todavía más deficientes porque, si bien en la violencia, como he dicho, es probable que la mayoría de personas tenga sensibilización hacia el asunto, lo cierto es que cuando hablamos de otras formas de sexismo, es más difícil conseguir tolerancia cero. Entre otras razones porque hay muchas conductas machistas que se toleran e incluso se apoyan y eso explica la persistencia de problemas como la invisibilidad o la exhibición tan frecuente de prejuicios sobre las mujeres.
También, es necesario un ejercicio de autocrítica, para analizar cuál es la posición se tiene respecto a la discriminación y la igualdad. Aunque me gustaría que el mundo fuera de otra manera, la realidad es que no todas las personas comparten la idea de que hombres y mujeres deben tener exactamente los mismos derechos y las mismas oportunidades. Aunque la corrección política obliga a manifestarse a favor de la igualdad, los hechos revelan que no todo el mundo trabaja por ella. Y en los medios la tarea pendiente es enorme, no hay más que asomarse a la pantalla de televisión o a las páginas de los periódicos para ver el rol que se reserva a las mujeres, casi siempre poco prestigioso e incluso como se las menciona de forma peyorativa.
 

Mª Isabel Menéndez Menéndez., Experta Universitaria en Estudios de las Mujeres